Domingo 22 DE Septiembre DE 2019
Nación

Más de 500 días a la intemperie llevan 111 familias desplazadas de Petén

Bufete Jurídico de Derechos Humanos busca deducir responsabilidades al Estado de Guatemala por incumplir medidas cautelares.

Fecha de publicación: 04-12-18
Por: Luisa Paredes elPeriódico

Las 111 familias que habitaban el caserío Laguna Larga, de San Andrés, Petén, y que en junio del año pasado dejaron el área para evitar ser desalojados por agentes de la Policía Nacional Civil y miembros del Ejército, cumplieron 18 meses de permanecer en la línea fronteriza entre Guatemala y México.

Por tal circunstancia, el Bufete de Derechos Humanos (BDH) presentó hoy martes un informe en el que señala que los comunitarios cumplieron 500 días de vivir en la intemperie, sin acceso a alimentos, agua potable, energía eléctrica ni oportunidades de trabajo, calificando la situación como una “crisis humanitaria” debido a la precariedad en la que subsisten y que ha provocado muerte y enfermedades entre la población.

En agosto de 2017 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de la comunidad y solicitó al Estado garantizarles el alojamiento en condiciones de seguridad y salubridad. No obstante, esto fue incumplido, por lo que el BDH presentó una petición  ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos para deducir responsabilidades al Estado.

Exigen retorno

Representantes de la Comunidad Laguna Larga exigieron que les permitan retornar a la zona de usos múltiples de la Reserva de la Biósfera Maya de la que fueron desalojados. Sostienen que habitaban el lugar previo a la aprobación de la Ley de Áreas Protegidas y que dicha legislación les permite residir en ahí si protegen los recursos naturales.

El desalojo

El 2 de junio de 2017 agentes de la Policía Nacional Civil, del Ejército de Guatemala y personal del Consejo Nacional de Áreas Protegidas realizaron un operativo para expulsar a las personas que habitaban el área protegida Laguna Larga, ubicada en el Parque Nacional Laguna del Tigre.

Al llegar, las autoridades no encontraron a los pobladores debido a que se desplazaron a la frontera con México para evitar un enfrentamiento. Para concluir con la acción, destruyeron las siembras y las viviendas de la comunidad.

111 familias de Laguna Largo de Petén. Quienes desde hace 18 meses permanecen en la línea fronteriza entre México y Guatemala. Tras un desalojo piden el retorno a sus comunidades. Dónde no tienen un lugar para sembrar sus cosechas. Foto AC