Lunes 14 DE Octubre DE 2019
Nación

Pobreza hídrica en el país aumentará en los próximos 30 años

Mala distribución y falta de una legislación son algunos de los retos a enfrentar, según expositores del V Congreso de Desarrollo de la Universidad del Valle de Guatemala.

 

Fecha de publicación: 31-10-18
Expositores del V Congreso de Estudios del Desarrollo de la UVG.
Por: LUISA PAREDES elperiódico

De acuerdo a un estudio de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan), la oferta de agua en Guatemala es de 97.1 millardos metros cúbicos por año y se estima que anualmente se utiliza entre 9.5 millardos a 24 millardos metros cúbicos al año, es decir entre el diez y 25 por ciento del total.

Sin embargo, regiones del territorio nacional enfrentan estrés hídrico (no se logra cubrir la demanda de la población) y un escenario a futuro muestra que la población en dichas condiciones, aumentará significativamente en los próximos 30 años.

Mónica Orozco, del Observatorio Económico Sostenible (OES), señaló que el país tiene un superávit de agua, pero está mal distribuida. En la ciudad capital existe una cobertura de agua potable alrededor del 80 por ciento, pero en algunas zonas el servicio se limita a ciertas horas, por lo que se considera que la región metropolitana ya se encuentra en estrés hídrico, señaló Orozco.

PROBLEMAS DE ADMINISTRACIÓN Y LEGISLACIÓN

El director general del Instituto Privado de Investigación sobre el Cambio Climático (ICC), Alex Guerra, manifestó que uno de los retos que enfrenta el país, es depender de la lluvia o del agua disponible en ciertas épocas del año, sin que exista una gestión que permita administrar el recurso en la temporada de sequía.

A esto se le suma la variabilidad natural de la lluvia anual, la demanda creciente, la recarga hídrica reducida por deforestación y una distribución descontrolada sin coordinar el recurso que se extrae de ríos y pozos.

Por su parte, Ottoniel Monterroso, del Instituto de Investigación y Proyección sobre Ambiente Natural y Sociedad (Iarna), señaló que falta una discusión de manejo integral en relación a la aprobación de una ley de Aguas.

Monterroso indicó que está legislación debería incluir una instancia técnica que pueda medir y cuantificar el agua. Así como un mecanismo que garantice el consumo humano y el resto distribuirlo en las actividades económicas prioritarias.