Lunes 22 DE Julio DE 2019
Nación

MP y CICIG amplían investigación por ejecuciones extrajudiciales

De acuerdo con las investigaciones, el supuesto grupo paralelo que ejecutó a siete prisioneros fugados de la cárcel de máxima seguridad de Escuintla operaba desde el Ministerio de Gobernación.

Fecha de publicación: 30-10-18
Por: Ferdy Montepeque elPeriódico

El Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) presentaron ayer una investigación sobre tres ejecuciones extrajudiciales y cuatro torturas perpetradas, supuestamente, por una estructura paralela que operó bajo el amparo de las autoridades del Ministerio de Gobernación (Mingob) entre 2004 y 2007.

Los hechos ilícitos que se conocieron ayer corresponden a la continuación de las pesquisas por los asesinatos de siete de los 19 reos fugados en octubre de 2005 del Centro de Alta Seguridad de Escuintla, conocido como El Infiernito. Por tres de las siete ejecuciones extrajudiciales se lograron condenas en 2013, dos casos fueron presentados ayer y otros dos continúan en investigación.

El jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), Juan Francisco Sandoval, señaló que la supuesta estructura era liderada por el entonces ministro de Gobernación, Carlos Vielmann Montes –capturado ayer por ejecución extrajudicial y tortura–, y por el exdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), Erwin Sperisen, quien se encuentra detenido en Suiza y será citado cuando concluya su proceso penal en ese país.

Los detenidos fueron trasladados ayer a la cárcel de Mariscal Zavala por orden del juez. Presentarán su primera declaración la próxima semana.

Luego de ser capturado, Vielmann dijo que por los casos Pavón y El Infiernito ya fue absuelto en España. “Este es un juego político que sigue la CICIG, es una ilegalidad total; yo nunca he actuado fuera del marco de la ley”, indicó. El exfuncionario responsabilizó al ente investigador por su seguridad. 

Dos grupos para ejecutar reos

De acuerdo con el MP y la CICIG, el supuesto aparato clandestino se dividió en dos grupos para ejecutar a los reos. Uno de los comandos era dirigido presuntamente por el exasesor del Mingob, Víctor Rivera (asesinado en 2008), y según el mp estaba integrado por el actual viceministro de Seguridad, Kamilo Rivera; el ex subdirector de Investigación Criminal de la PNC, Stu Velasco; y el agente Axel Martínez Arreaza, quien cumple una condena por ejecución extrajudicial.

Velasco fue detenido ayer por ejecución extrajudicial, mientras que Rivera se encuentra prófugo.

Según las investigaciones, el segundo grupo era supuestamente comandado por el exjefe de la desaparecida División de Investigación Criminal (Dinc), Víctor Hugo Soto Diéguez, quien dirigía al exjefe del comando antisecuestros de la Policía, Víctor Ramos Molina; al agente Francisco Guarcas de Paz; al exjefe de operaciones de la Dinc, Víctor Ruiz González, los dos últimos detenidos ayer por ejecución extrajudicial. De esta segunda agrupación también formaban parte los cuatro policías asesinados en la cárcel El Boquerón, acusados de matar a tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Vielmann junto con los otros tres detenidos ayer, fueron enviados a la cárcel ubicada en Mariscal Zavala.

El plan Gavilán en acción

El primero de los nuevos hechos imputados ayer a la supuesta estructura es la ejecución del reo Hugo Humberto Ruiz Fuentes, quien después de fugarse de El Infiernito se escondió en una vivienda de la colonia El Milagro, zona 2 de Mixco, de donde fue sacado a la fuerza por agentes de la PNC en noviembre de 2005 sin una orden de allanamiento. Posteriormente, fue trasladado a un sector de la colonia Monja Blanca, en la zona 2 de Barberena, Santa Rosa, donde habría sido ejecutado.

Sandoval explicó que después de ejecutar a Ruiz Fuentes, integrantes de la estructura le colocaron un arma para dar la impresión que el reo había muerto en medio de un enfrentamiento con la Policía. Con el avance de las investigaciones, se determinó que el arma que se le colocó a Ruiz Fuentes estaba asignada al agente Evin Rolando Choto.

La localización de los 19 presos fugados de la prisión de máxima seguridad estaba amparada en el plan confidencial Operación Gavilán; no obstante, a la operación se sumaba un grupo que ejecutaba a los reos en un lugar distinto, señala la investigación del MP y la CICIG.

La muerte del reo Douglas Sadiel Arauz Palacios es otro de los nuevos hechos que será imputado a los sindicados. Sadiel Arauz fue localizado por el grupo en la colonia Sakerty I, zona 7 de la capital, el 20 de diciembre de 2005; posteriormente habría sido ejecutado frente al Instituto Matos Pacheco de la zona 5. Después le colocaron un arma para nuevamente aparentar un enfrentamiento, informa el MP.

Quien proporcionó la ubicación de Sadiel Arauz, fue Adonis Asael Murillo, un joven de origen hondureño que laboraba en el lugar donde se ocultaba el reo. Murillo fue detenido y su cuerpo apareció en la finca Las Hormigas, Palencia.

Presos torturados

Los delitos de tortura que serán imputados al exministro de Gobernación, al exdirector de la PNC y al exjefe de la Dinc se fundamentan con los testimonios proporcionados a la Fiscalía por cuatro reos que fueron recapturados y que señalaron haber sido torturados.

Pronunciamiento

Luego de la detención de Carlos Vielmann, la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) emitió un comunicado en el que solicitó que se respetaran las garantías de los sindicados. “Respetuosos del Estado de Derecho del país solicitamos se proceda de acuerdo con el debido proceso”, señala el escrito.

La CIG también exigió el “resguardo de la dignididad y la vida de Carlos Vielmann, así como  la de los demás detenidos”.

El Cacif también emitió un comunicado en el mismo sentido.