Viernes 23 DE Agosto DE 2019
Nación

Se triplican las denuncias por delitos cibernéticos en Guatemala

Los actos más comunes son el ‘hackeo’ de cuentas de redes sociales, además del acoso por parte de grupos criminales.

 

Fecha de publicación: 23-10-18
Durante el II Congreso Internacional de Ciberseguridad y Hacking se dieron a conocer datos relevantes.
Por: FERDY MONTEPEQUE elPeriódico

Durante el transcurso de 2018 se han planteado 1,100 denuncias por ciberdelitos en el país, con lo cual se supera tres veces las 338 que se contabilizaron el año pasado, según registros del Observatorio Guatemalteco de Delitos Informáticos (OGDI). Entre los hechos más denunciados se encuentran el acoso a personas por parte de grupos criminales, robo de identidad en cuentas de redes sociales, difamación; y recientemente, se ha evidenciado un repunte sobre casos de jóvenes que consumen “drogas digitales”.

José Leonett, director del OGDI, explicó que las denuncias son recibidas por la Sección Contra Delitos Informáticos de la Policía Nacional Civil (PNC), en donde se establecen los hechos ilícitos en los que incurren quienes son denunciados y luego se inicia una investigación.

Leonett indicó que existe preocupación porque cada año se aumentan los casos sobre hackeo de cuentas de Facebook y Twitter, principalmente. Pero preocupa aún más el incremento de descargas de audios que al escucharlos producen la misma sensación que al consumir alguna sustancia como marihuana, cocaína o éxtasis; se les llama “drogas digitales” y las consumen en mayor cantidad adolescentes en edad escolar, sostiene el director del OGDI.

PROMOVER EL “HACKEO” ÉTICO

Los datos sobre los delitos cibernéticos se conocieron tras el II Congreso Internacional de Ciberseguridad y Hacking Ético, que se desarrolló el pasado 20 de octubre en Guatemala; durante el cual se expusieron nuevas herramientas para combatir las amenazas informáticas, entre las que destacan los desafíos en la ciberseguridad del sector bancario.

“El mal concepto al hablar de un hacker desapareció; el hacking ético es prestar el servicio dentro de una infraestructura de computadoras y buscar fallos para que estos sean corregidos, antes que un delincuente pueda detectarlos, y cometer un delito”, indicó Leonett.

Uno de los conferencistas del encuentro fue el colombiano José Pino, quien desarrolló la herramienta Trape; un software de ciberinteligencia que le permite a las instituciones de investigación, establecer la ubicación en tiempo real de una persona que cometa actos ilícitos por medio de la red, extrayendo datos de los dispositivos de este. “Creo herramientas de inteligencia para facilitar el trabajo investigativo que realizan las policías de muchos países”, aseguró Pino.

1,100

denuncias sobre delitos cibernéticos se han presentado durante 2018.