Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Nación

Comisión de la Fiscal General señala vicios en ascensos de fiscales regionales

Se iniciará una investigación acerca de los nombramientos durante la administración de Thelma Aldana, anunció la jefa del Ministerio Público.

 

Fecha de publicación: 15-10-18
La jefa del MP señaló anomalías en los nombramientos, entre estas, la falta de un reglamento para el concurso de oposición. Por: EVELYN BOCHE elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Los nombramientos de la Coordinadora Nacional y ocho Fiscales Regionales del Ministerio Público, efectuados durante 2017 y principios de este año, resultaron de un proceso con múltiples vicios, señaló ayer la fiscal general Consuelo Porras. Esto pese a que, en agosto pasado, Porras confirmó a cuatro de los funcionarios.

No menos de 20 anomalías fueron detectadas por una comisión a la que Porras le encargó la revisión de las convocatorias 7-2017 y 1-2018 para la selección por oposición de los Fiscales Regionales, como lo establecen las reformas a la Ley Orgánica del MP aprobadas en 2016.

La comisión se integró por el asesor del despacho Juan Carlos Corona, el segundo subsecretario general, José Estuardo López y López, el director de Recursos Humanos, Luis López Oliva y la coordinadora de procedimientos disciplinarios, Estelita Valdez Pineda.

“Yo tengo la autoridad”, dijo Porras, y “ellos son órganos de mi institución, yo no puedo cubrirlo todo”, al consultarle sobre la base legal para la creación de la comisión.

Ante las irregularidades, el viernes pasado, Porras convocó a los funcionarios a su despacho y les pidió a que renunciaran al ascenso, con la posibilidad de ser reubicados en los puestos que ocupaban antes de su nombramiento como fiscales regionales.

De los ocho, cinco renunciaron al ascenso, una dimitió a la institución y dos –Erick Quintanilla y Armando Palacios– abandonaron la reunión sin responder a la pretensión, por lo que sus ascensos quedaron sin efecto, manifestó Porras. Quintanilla fue nombrado ayer como jefe de la Fiscalía de Delitos Contra la Vida, el puesto que ocupaba antes del ascenso.

Varios de los fiscales regionales acudieron el domingo 14 ante la Oficina del Procurador de los Derechos Humanos para solicitar medidas cautelares, ya que temen por su seguridad. Algunos de los fiscales señalan que fueron retenidos en el despacho de la Fiscal General, por el asesor Corona, hasta no hubieran firmado su renuncia y otros señalan que fueran coaccionados.

A la cita no se les permitió el ingreso de teléfonos, una de las nuevas políticas de seguridad que se ha implementado en su despacho, aclaró Porras.

Ante los señalamientos, la jefa del MP puso en duda que un fiscal que litiga casos de alto impacto pueda sentirse coaccionado. Corona respondió con una pregunta ¿Cómo podría impedir la locomoción de nueve personas?

“Si piden medidas cautelares, es un legítimo derecho”, indicó Porras.

 

La Fiscal dio ayer una conferencia en compañía de sus asesores y algunos fiscales.

EL REGLAMENTO

Una de las falencias que señaló Porras fue la ausencia del reglamento para el concurso de oposición, como lo establece el artículo 78 de la Ley Orgánica del MP, dijo Porras en conferencia de prensa.

Sin embargo, al consultar con la exsecretaria general del MP, Mayra Véliz, indicó que el concurso por oposición se efectuó con los reglamentos vigentes, para entonces, contenidos en los acuerdos 3-96 y 1-2003. El informe que emitió la comisión, cita que “es discutible su aplicación, toda vez que tal reglamento no incluye dentro de la carrera fiscal a los fiscales regionales y al coordinador nacional”.

Véliz indica que se lanzaron las convocatorias sin el reglamento, ante la necesidad creciente de atender la criminalidad del país y expandir la metodología de persecución penal estratégica. Mientras, el reglamento se construía por funcionarios del MP y apoyo de consultores del programa de Seguridad y Justicia de USAID, recuerda la exsecretaria general.

La comisión cuestiona que las ternas examinadoras se integraron por fiscales, a su vez, compañeros en la institución y en algunos casos, subalternos.

Entre otros de los hallazgos que la comisión le informó a Porras figura que las convocatorias fueron internas, por lo que no se dio oportunidad de participar a profesionales ajenos al MP. También cuestionan la duración de una de las convocatorias, de apenas tres días.

Porras indicó que inició con la revisión de los nombramientos a partir de denuncias del sindicato de trabajadores del MP y asociaciones de fiscales. Al consultar por qué el MP no dio curso a las denuncias, para establecer si existía o no ilegalidades, y, con base en esos resultados declarar nulos los procesos por oposición, la Fiscal General, indicó: “La denuncia es sustantiva, en contra del procedimiento, no había personas sindicadas de por medio”. Sin embargo, individualizar responsables de un hecho ilícito es uno de los propósitos de la investigación.

Esa investigación iniciará ahora, señaló Porras, y podría llegar hasta la fiscal general Thelma Aldana, la autoridad que lanzó las dos convocatorias cuestionadas.

SE INVESTIGARÁN PROCESOS

Durante su exposición, la fiscal general Consuelo Porras manifestó que fue el fiscal general y jefe del MP quien convocó directamente a los concursos por oposición para el nombramiento de los Fiscales Regionales y no la Unidad de Capacitación (Unicap). Al preguntarle si iniciaría una investigación contra la exfiscal Thelma Aldana, Porras señaló: “Será la investigación la que nos diga si hay o no responsabilidades”.

NO RETIENE EXPEDIENTES

Ante afirmaciones que se escuchan en los pasillos del MP, sobre la retención de casos nuevos en el despacho de la fiscal general Consuelo Porras, ella manifestó que no acostumbra tener asuntos pendientes. También se le cuestionó a Porras acerca del descabezamiento en el MP como una acción que contribuya con el llamado Pacto de Corruptos. ¿Qué es y quiénes lo integran? Inquirió Porras e invitó a presentar una denuncia.

Minimiza conflicto de interés

> El fiscal Gilberto Porres, esposo de la Fiscal General, quedó excluido de los ascensos de 2017 y 2018, por lo que se le consultó a la jefa del MP si le pediría que se inhiba de participar en una convocatoria futura, ya que es su subalterno. “Él tiene casi diez años de servicio en el MP (…) no puede haber conflicto de interés de ninguna naturaleza”. “Hay muchísimos fiscales aquí que tienen a sus tías, sobrinos, esposos, una infinidad… de veras…”, expresó Porras.

“Hubiera sido aliada contra la corrupción el haberles aceptado el poder seguir con estos procedimientos de impunidad que encontré en el Ministerio Público”.

Etiquetas: