Jueves 23 DE Mayo DE 2019
Nación

¡Protégete de la influenza! Sigue estos consejos

Esta enfermedad viral se transmite cuando una persona portadora expulsa pequeñas gotas de saliva al toser, estornudad o hablar.

Fecha de publicación: 14-10-18
Por: Redacción

La influenza es una infección viral que puede ser transmitida cuando un portador dispersa pequeñas gotas al toser, estornudar o hablar. Estas secreciones también pueden caer sobre objetos que se convierten en una fuente de transmisión.

Según un reporte emitido por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el pasado 2 de octubre, se reportó un aumento de la circulación de influenza en América Central.

En los primeros meses de 2018 fueron notificados casos de influenza en Guatemala,  aunque la entidad reportó que la actividad de influenza A(H1N1) pdm09 y de infección Respiratoria Aguda Grave disminuyó.

Otto Torres Pellecer, pediatra y director de Kiddo Center explicó que la prevención y atención médica inmediata puede evitar que se presenten complicaciones como el desarrollo de neumonía o una sobre infección principalmente por neumococo. Además los niños pequeños están en riesgo de padecer laringotraqueobronquitis, sinusitis y otitis.

Torres Pellecer agregó que al ser un virus que afecta principalmente el sistema respiratorio y puede provocar tos, secreción  y/o congestión nasal, dolor de garganta, dificultad para respirar, flemas, dolor de cabeza, fiebre, dolor muscular, cansancio, dolor en articulaciones, conjuntivitis, diarrea y vómitos.

Estos son algunos aspectos importantes para evitar el contagio de la influenza y complicaciones de la enfermedad.

Vacunación

Para prevenir el contagio de la enfermedad, la vacunación es un recurso primordial, porque le brinda al paciente la oportunidad de adquirir y desarrollar anticuerpos para que cuando se enfrente al virus de la influenza este preparado y evita que los síntomas se desarrollen.

El doctor Pellecer indicó que actualmente existe una vacuna tetravalente que incluye cepas de  influenza tipo A, H1N1 y dos cepas de influenza B. Esta debe ser administrada a los bebés después de los seis meses y colocar una dosis de refuerzo a dos  meses después. Posteriormente se recomienda colocarla una vez al año, especialmente a niños, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad.

El costo de la vacuna puede variar entre Q300 y Q400,  dependiendo del centro médico al que se asista. También puede ser adquirida por medio de fundaciones o en jornadas de vacunación que reducen el precio.

No auto medicarse

La automedicación enlentece la posibilidad de obtener un diagnostico adecuado y el  tratamiento para evitar las complicaciones. “En Guatemala no existe una regulación de los medicamentos, cualquiera puede salir a comprar un antibiótico que en algunos casos complica la condición del paciente” señaló  el pediatra.

El lavado de manos es muy importante para evitar el contagio.  Tomarse el tiempo necesario para realizarlo de forma correcta y utilizar gel basado en alcohol también es útil.

No exponer a otros al virus

El director de Kiddo Center indicó que si un menor presenta síntomas, lo mejor es evitar enviarlo a la guardería o colegio para evitar que multipliquen los casos de influenza. Agregó que es necesario que las instituciones educativas tengan estrictas normas para atender a un alumno que presente una infección para proteger a los demás alumnos.

También se puede evitar exponer a otras personas como familiares o compañeros de trabajo manteniendo las superficies de mesas, muebles, cocinas entre otros, con desinfectantes con propiedades antivirales como Lysol.

Tratamiento pronto y adecuado

Un diagnóstico oportuno y el tratamiento adecuado pueden evitar complicaciones. Además existen medicamentos que reducirán el número de días de síntomas y que tienen facultades preventivas para evitar la propagación dentro del núcleo familiar.

Etiquetas: