Lunes 22 DE Julio DE 2019
Nación

Coyolate se desborda e inunda Nueva Concepción y… sigue lloviendo en el país

Nublados, lloviznas y aguaceros con actividad electroatmosférica pronostican para fin de semana.

Fecha de publicación: 05-10-18
Por: Tulio Juárez

Las constantes lluvias caídas anoche y esta madrugada hicieron que el río Coyolate se desbordara en Nueva Concepción, Escuintla, donde la inundación perjudica a unas 200 familias de las aldeas Tecojate, Las Trochas 8 y Santa Marta, informaron la Conred y el Insivumeh que, además, prevén que el fin de semana prevalecerán las mismas condiciones del clima.

Los aguaceros más intensos de las últimas 24 horas azotaron suroccidente, la Franja Transversal del Norte y Petén, asociados a la influencia de sistemas de baja presión en Atlántico y Pacífico con activación de una zona de convergencia intertropical. Por ende, sábado y domingo se esperan nublados parciales, precipitación pluvial con actividad eléctrica tarde y noche en casi todo el territorio.

Estas condiciones pueden incluso mantenerse al inicio de la próxima semana laboral, consideran los meteorólogos, porque la referidas ondas en el Pacífico –que constituyen sistemas atmosféricos de movimiento lento–, a la medida de que se desplacen hacia las costas del país pueden provocar lluvias más intensas al terminar este viernes así como sábado, domingo y lunes.

Al igual como ocurre en el municipio escuintleco de Nueva Concepción, dichas circunstancias naturales ocasionan repentinas crecidas de ríos, inundaciones, deslaves, deslizamientos de tierra y la bajada de lahares arrastrando materiales volcánicos, árboles, rocas y todo lo que encuentren a su paso en las laderas, advierten las dos entidades de sistema de prevención y emergencia.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología y la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres recomiendan a los habitantes del país tomar precauciones al transitar por las carreteras ante probables inundaciones, y a los pescadores artesanales tomar en cuenta que a partir de mañana las olas serán más grandes y el viento soplará con mayor fuerza.