Domingo 16 DE Diciembre DE 2018
Nación

Protegiendo un hogar para búhos y halcónidos

Fecha de publicación: 22-09-18
Imágenes de halcónidos captadas durante sus vuelos por los cielos mineros...
Más noticias que te pueden interesar

Los búhos en Mina Marlin tienen un hogar adecuado para su supervivencia y reproducción. Además de los bosques vecinos, aprovechan las instalaciones industriales como refugios.

La importancia que tienen las aves como indicadores de la salud de un Ecosistema es determinante. Esa es la razón por la que el Departamento de Ambiente de la Mina Marlin se esmera en llevar registro y control de la cantidad de especies que conviven en las áreas boscosas dentro de la propiedad minera.

En el caso de aves como los halcones, búhos y gavilanes, las cuales pertenecen a los ordenes Falconiformes, Strigiformes y Accipitriformes respectivamente, su presencia denota que cuentan con suficientes alimentos para sobrevivir, y que el sistema ecológico donde permanecen es seguro para reproducirse y cazar a sus presas, las cuales casi siempre son animales pequeños que caminan a ras de suelo.

Las aves no solo muestran la sanidad de las áreas con vegetación, sino que, además, ayudan a mantenerlas en buen estado.

Una alta presencia de animales silvestres también es útil para mantener el equilibrio ambiental. Un gran número de éstos mantienen bajo control a las especies que pueden convertirse en plagas.

Los búhos y tecolotes (búhos americanos) son aves depredadoras. Se alimentan de ratones, conejos, serpientes, lagartijas y otras aves que no pueden defenderse de estos cazadores. La existencia de halcones y gavilanes, asimismo, nos muestra que en la mina existe el suficiente alimento para su procreación.

A mediados de agosto, el Departamento de Ambiente reportaba el registro de 180 especies de aves. Este proceso de captura de imágenes continúa, pero es necesario resaltar que en el Estudio de Impacto Ambiental, al inicio de operaciones de la Mina Marlin, indicaba que las especies de aves eran solo 69.

En palabras del gerente de Ambiente, José Carlos Quezada, “uno de los aspectos importantes es que la protección y los procesos de revegetación y reforestación han tenido éxito, ya que la presencia de estos animales nos indica que las áreas restauradas y las protegidas marchan por un buen camino”.

En su opinión, nada hay más delicado que el hábitat de los animales silvestres, los cuales, “a la menor señal de problemas ambientales, emigran hacia otros lugares, en busca de mejores opciones de sobrevivencia, por lo que este aumento, incluidos entre ellos los mamíferos, es una muestra de que hacemos las cosas de manera correcta”.

Etiquetas: