Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Nación

Naciones Unidas no puede pedir ni recibir órdenes de ningún gobierno o autoridad ajena a la organización

Artículo 100 de su Carta de Fundación –26 de junio de 1945 en San Francisco, California– establece normas claras a la ONU y estados miembros, incluido Guatemala que en ultimátum le exige lista de posibles candidatos para sustituir a Iván Velásquez en la CICIG.

Fecha de publicación: 18-09-18
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

La carta constitutiva de las Naciones Unidas firmada el 26 de junio de 1945 en San Francisco, California, prohíbe a sus autoridades gestionar y/o aceptar órdenes ajenas a la institución mundial, por lo que pareciera que está condenado al fracaso el ultimátum del gobierno para que se le remita una lista de posibles candidatos a dirigir la CICIG en reemplazo del colombiano Iván Velásquez Gómez y, más aún, para que Guatemala intervenga en la escogencia de un sucesor junto con la ONU:

En efecto, el Capítulo 15 denominado La Secretaría, dice así:

Artículo 100

  1. En el cumplimiento de sus deberes, el Secretario General y el personal de la Secretaría no solicitarán ni recibirán instrucciones de ningún gobierno ni de ninguna autoridad ajena a la Organización, y se abstendrán de actuar en forma alguna que sea incompatible con su condición de funcionarios internacionales responsables únicamente ante la Organización.
  1. Cada uno de los Miembros de las Naciones Unidas se compromete a respetar el carácter exclusivamente internacional de las funciones del Secretario General y del personal de la Secretaría, y a no tratar de influir sobre ellos en el desempeño de sus funciones.

El instrumento que creó la ONU fue suscrito al concluir la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Organización Internacional, y entró en vigor el 24 de octubre del mismo año. El Estatuto de la Corte Internacional de Justicia es parte integrante de la Carta.

Desde principios de este mes la situación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) ha sido extremadamente complicada, debido a que el gobierno de Jimmy Morales Cabrera tiene al comisionado Iván Velásquez Gómez como su enemigo jurado personal.

A propósito, el Frente Ciudadano Contra la Corrupción (FCCC) ha enviado hoy a Nueva York una carta al secretario general António Guterres en la cual deja claro el por qué del rechazo al comisionado:

Dice que el presidente “está actuando en el marco de un evidente conflicto de intereses porque su hijo, su hermano y ahora él, están siendo señalados y temen que la continuidad de la CICIG y del Comisionado Velásquez los lleve a prisión ahora o al concluir el ejercicio del poder” (enero 2019).

José Manuel Morales Marroquín y su tío Samuel Everardo Morales Cabrera se encuentran sujetos a proceso penal –aunque con medidas sustitutivas que incluyen arresto domiciliario–, por un caso de fraude cometido contra el Registro General de la Propiedad (RGP) durante la gestión patriota.

Al igual que el año pasado, hace algún tiempo el Ministerio Público (MP) y la CICIG solicitaron a la autoridad judicial superior abrir procedimiento de antejuicio contra el mandatario por el delito de financiamiento electoral ilícito a su partido en la campaña 2015, cuando era su secretario general.

Entonces escudándose en la “soberanía nacional”, pretendió primero –agosto de 2017– declarar a Velásquez “non grato” para expulsarlo del país, pero la Corte de Constitucionalidad (CC) se lo impidió al declarar con lugar un amparo de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

El martes 4 del presente mes, Jimmy Morales volvió a la carga –aprovechando que un día antes el comisionado internacional había viajado a los Estados Unidos–, al trascender que se ordenó a la dirección de Migración no permitirle ingresar por ningún puesto.

Y ayer la canciller Sandra Jovel anunció el envío de una nota “diplomática” al secretario general Guterres para notificarle que el retiro de Velásquez es “definitivo y no negociable”, además de fijar 48 horas para que la ONU envíe una propuesta de candidatos a dirigir la CICIG.

El ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, dijo a la prensa en la misma conferencia que “el ciudadano colombiano Iván Velásquez Gómez no ingresará al país…”; esto a pesar del amparo provisional decretado por la CC para garantizar su entrada a Guatemala.

Carta recibida

La ONU ha confirmado hoy –por medio del portavoz oficial Stéphane Dujarric– en torno al pedido para nombrar a un nuevo comisionado o comisionada de la CICIG y el envío de propuestas, que “la carta fue recibida y será estudiada cuidadosamente” por el secretario general.

Etiquetas: