Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Nación

“Todo se lo dejo a Dios…”, dice Jabes Meda tras escuchar que va a juicio por tragedia ocurrida frente a Comercio 2

Debate oral y público en su contra por tres delitos deberá ser agendado por el Tribunal Séptimo de Sentencia.

Fecha de publicación: 30-08-18
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Acusado por la fiscalía de homicidio, lesiones graves y homicidio en grado de tentativa contra un grupo de estudiantes en abril del año pasado en la zona 7 capitalina, Jabes Emmanuel Meda Maldonado ha sido enviado esta tarde a debate oral y público por el Juez Octavo –suplente– José Manuel Alvarado Pacheco.

El joven automovilista protagonizó el miércoles 26 de abril de 2017 en la calzada San Juan y 33 avenida frente a la Escuela de Ciencias Comerciales No. 2, un incidente o accidente vial al embestir con su carro a los alumnos que bloqueaban el paso al tránsito porque protestaban en contra del director y otras autoridades del plantel.

Hoy al abandonar el salón de audiencias donde estuvo desde la mañana, el sindicado simple y sencillamente ha expresado a los reporteros judiciales: “Todo se lo dejo a Dios…”. Es hijo de un prominente pastor evangélico que dirige una iglesia en el sector próximo a donde se produjo la tragedia.

De esa cuenta y con base a las evidencias presentadas por el Ministerio Público (MP), Meda Maldonado tendrá que enfrentar en el próximo juicio a agendar por el Tribunal Séptimo de Sentencia, el cargo de homicidio por la posterior trágica muerte de la cursanteBrenda Domínguez.

Además, por el delito de lesiones graves u homicidio en grado de tentativa de manera alternativa contra otra de las cursantes comerciales, Norma Ajanel, y el de homicidio en grado de tentativa a unos diez estudiantes más que resultaron con diversas lesiones físicas al ser arrollados por el conductor en su escapatoria.

Desde temprana hora a partir de la apertura de la etapa intermedia, su abogado Jaime Ernesto Hernández Zamora hizo la presentación de los argumentos del caso y, por ejemplo, puntualizó de manera insistente que su cliente actuó de dicha manera ese día del problema por temor a ser lesionado ya que los alumnos tiraban envases contra el vehículo.

La diligencia, aplazada siete ocasiones en un año y cuatro meses, estuvo ayer a punto de serlo de nuevo porque uno de los querellantes adhesivos –la Asociación Amor– intentó otra obtener otra suspensión, pero el juez no aceptó la excusa por lo cual se escuchó a los restantes, y hoy a la defensa del imputado quien se entregó el 29 de abril de 2017.

Etiquetas: