Miércoles 24 DE Abril DE 2019
Nación

El PDH y la Canciller se enfrentan en la Corte Suprema de Justicia

En la vista pública, el magistrado de conciencia pidió a la CSJ que la  expulsión del embajador sueco quedara sin efecto.

Fecha de publicación: 28-08-18
La canciller Sandra Jovel hizo gestos confrontativos cuando hablaba con el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas. Por: Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt

Como parte del trámite del amparo interpuesto por el procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas, contra la disposición de la canciller Sandra Jovel de solicitar el retiro del embajador de Suecia –Anders Kompass­–, ambos funcionarios intercambiaron argumentos en la Sala de Vistas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

En la vista pública –en la que participaron un representante de la Procuraduría General de la Nación (PGN), Rodas y Jovel–, el PDH aseguró que el oficio en el que se pidió la salida de Kompass iba firmado únicamente por la titular del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), lo cual carecía de fundamento legal.

Rodas afirmó que el Artículo 183 de la Constitución, detalla que el presidente tiene como una atribución específica la dirección de las relaciones exteriores, por lo que en esta ocasión Jimmy Morales debió enviar una carta a Jovel, para delegarle la solicitud del retiro de Kompass. “No es una política oficial que conste en documentos”, dijo el PDH.

El abogado de la Cancillería, Luis Antonio Lam, adujo que el PDH “desconocía el derecho internacional al señalar que se usaban oficios en las solicitudes, cuando en las conversaciones diplomáticas se utilizaban solamente notas verbales o escritas”. Además, dijo que las atribuciones específicas del Presidente se ejecutan por medio del Minex, por lo que la solicitud no fue ilegal, indicó.

Jovel calificó la acción del PDH como una injerencia que viola el sistema de gobierno de una República democrática y el Estado de Derecho.

 

Discusión previa

Antes de la vista pública, el PDH y la canciller sostuvieron una conversación que fue subiendo de tono conforme pasaba el tiempo. Jovel gesticulaba y agitaba los brazos con vehemencia, mientras que Rodas se mantenía inexpresivo, asintiendo a cada frase de la ministra.

Al finalizar la discusión, que no era posible escuchar, ambos declararon que solo era un intercambio de opiniones.

Jovel aseguró que se trató de “una conversación civilizada entre dos personas civilizadas”, mientras que Rodas indicó que era una “conversación madura en la que cada uno tenía su temperamento”.

El PDH aseguró que la plática alcanzó su punto más álgido cuando intercambiaron opiniones sobre la función de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Ambos coincidieron en que trataron temas relacionados a los migrantes guatemaltecos y de la situación de Anders Kompass.

Etiquetas: