Martes 19 DE Noviembre DE 2019
Nación

Historia de niño a quien le fue robado el dinero de su venta de helados y chocobananos por un individuo conmueve a toda Guatemala

Horas antes el menor había sido fotografiado llorando sobre la hielera, pero recibe visita de vecinos que al enterarse se organizan y le obsequian ropa y víveres.

Fecha de publicación: 21-08-18
Por: Tulio Juárez

Santa Catalina La Tinta – Dicen que a la mayoría de los guatemaltecos ya no nos sorprende las imparables violencia y delincuencia –común y organizada–, pero lo cierto es que un hecho inusitado ocurrido contra Estuardo Caal, de apenas 10 años, vendedor de helados y chocobananos que su madre prepara en casa, ha conmovido el corazón de propios y extraños.

Fue precisamente el ciudadano José Pop quien la tarde de ayer sacudió a los demás internautas en las redes sociales al postear en su cuenta de Facebook una fotografía donde en el barrio La Estación, zona 1 del pueblo, captó al menor llorando desconsoladamente, sentado sobre su hielera, porque instantes antes un desconocido le había robado el dinero producto de la venta.

De inmediato comenzaron a surgir comentarios y condenas ciudadanas a todo nivel, pero el tema no quedó ahí porque un grupo de pobladores se organizó con la excelente intención de sacarlo del drama que vivía, ya que él contribuye a la economía familiar de sus padres y hermanos aportando el poco dinero de sus ventas que regularmente hace por las tardes, ya que durante la mañana estudia en una escuela primaria.

Lo anterior dio lugar a que vecinos bien intencionados y de gran corazón se propusieron suministrarle ropa y víveres a Estuardo, quien junto a su madre Pilar recibió y agradeció los obsequios. Mientras tanto, se ha conocido que el ladrón forma parte de un grupo de jóvenes que por lo regular se la pasa inhalando pegamento en el barrio El Cementerio.