Jueves 21 DE Noviembre DE 2019
Nación

Muere en hospital el maestro baleado esta mañana junto a directora de escuela pública y una alumna de 11 años

Profesora sobreviviente del ataque de motosicarios en Amatitlán presenta un cuadro clínico estable y el de la menor es delicado.

Fecha de publicación: 06-08-18
Por: Tulio Juárez

Amatitlán – El profesor de educación física David Arriola, de 45 años, de la Escuela Nacional de Primaria John F. Kennedy, ha fallecido en el intensivo del hospital de esta jurisdicción municipal víctima de un balazo en el abdomen y otro en el tórax, disparados por dos motosicarios contra él frente al establecimiento situado en la 2a. avenida y 11 calle esquina del barrio San Antonio.

Eran alrededor de siete y media de la mañana cuando el maestro –con unos 20 años como maestro en el establecimiento–, estaba en la puerta, en ese momento sonó el timbre como señal que se iniciaba la jornada escolar a fin de que los niños y niñas ingresaran a sus respectivas aulas, cuando se escucharon las primeras detonaciones de arma de fuego.

Arriola se desplomó herido de gravedad, la directora Nataly Haydé Barrientos fue alcanzada por un proyectil que le perforó la pierna izquierda, por lo cual su condición es estable, mientras la alumna María Denisse Paz Batz recibía otro en el abdomen y permanece delicada, reportaron los Bomberos Voluntarios y la Policía Nacional Civil (PNC).

En el portón del inmueble quedaron dos orificios abiertos por balas de los delincuentes, que bien pudieron haber causado una desgracia o causarle lesiones adentro entre el estudiantado y personal docente. La supervisora ministerial Elda Patricia de León informó a Emisoras Unidas que las autoridades superiores fueron inmediatamente avisadas de lo ocurrido.

La funcionaria agregó que se está analizando la situación a efecto de determinar lo que procede, pero que la primera medida como parte del Mineduc ha sido solicitar presencia de unidades y agentes de las fuerzas de seguridad en el área de la escuela John F. Kennedy. El ministro Óscar Hugo López afirmó que el ataque armado fue directo en contra el educador, quien no tenía antecedentes negativos.