Viernes 22 DE Noviembre DE 2019
Nación

Gobierno financió programa de espionaje contra funcionarios y figuras públicas

Durante el periodo del Partido Patriota se adquirieron diversos software para robar datos, tal y como lo reveló en el 2013,  una investigación de elPeriódico.

Fecha de publicación: 06-08-18
Varios integrantes del MP y de la PNC estuvieron presentes en el operativo realizado en las oficinas de la Digici.
Por: Redacción

El Gobierno del Partido Patriota financió la operación de un grupo clandestino de la Dirección General de Inteligencia Civil (Digici) dedicado a tareas de espionaje en contra de empresarios, políticos, periodistas, diplomáticos y dirigentes sociales; según reveló hoy una investigación de Nuestro Diario.

El programa de vigilancia que estuvo activo, entre el 2012 y 2015, utilizó distintos software como Pen-Link, Conceptus, Circls, Citer 360, Avatar y  Pegasus; para robar datos de las personas “objetivos” que posteriormente eran trasladados a elementos de la policía y del ejército que efectuaban las observancias.

Estos fueron adquiridos con fondos de la Digici y la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIE), siendo el ciudadano israelí, Ori Zoller, una de las personas que proveyó el equipo digital al gobierno.

Una investigación de elPeriódico publicada en  2013, reveló  que la empresa Comsur vendió a la Digici, un paquete de 16 licencias del programa Pen Link Professional por un costo de Q1.411 millones,  en abril de 2012.

El software utilizado también por la policía y agencias de inteligencia de Estados Unidos,  permite acceder a cualquier tipo de comunicación electrónica y sus productos se han usado para realizar escuchas telefónicas y hackeo de computadoras.

La publicación de Nuestro Diario también señaló que el gobierno incluso alquiló un edificio para que funcionara como centro de operaciones  del grupo ilegal de la Digici, por el cual cancelaban US$36 mil.

Con la llegada de la exministra de Gobernación, Eunice Mendizábal, en mayo de 2015, que la unidad fue desmantelada luego de que una autoría interna levantó sospechas y el caso está siendo investigado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

A pesar de la supuesta desarticulación de la agrupación varios funcionarios como el ex ministro de Gobernación, Francisco Rivas, han manifestado ser víctimas de vigilancias por parte de agentes de la Policía.