Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Nación

El complicado camino hacia la vivienda prometida

Las 3 mil 646 personas albergadas podrían pasar más de seis meses en los refugios colectivos, a la espera de que el Gobierno les entregue sus viviendas.

Fecha de publicación: 04-07-18
En el albergue instalado en el salón municipal de Escuintla, hay seis niños con varicela que no están aislados del resto de las personas. Por: Cindy Espina Cespina@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

El camino para salir de los albergues será largo y cansado para los damnificados por la tragedia que generó la erupción del volcán de Fuego.

Los representantes de las comunidades cuentan cómo será el proceso para obtener una vivienda, pero desconocen cuánto tiempo exacto pasarán en los albergues colectivos, algunos calculan más de seis meses. Tienen claro que, previo a ser enviados a los Albergues de Transición Unifamiliares (Atus), van a ir a unas carpas, que es un refugio construido con tiendas de acampar, que solo sirven para “esperar turno”. También señalan que las autoridades les han comentado que las familias de la extinta comunidad de San Miguel Los Lotes, serán prioridad en ser trasladados a los Atus y los primeros en recibir sus viviendas.

El Gobierno solo ha construido 29 Atus, que son pequeñas casas de madera y lámina, de alrededor de cuatro metros cuadrados, con un solo ambiente y servicio sanitario colectivo. Se estima construir 500 Atus entre Escuintla y Alotenango, para que las familias vivan mientras se construyen las 1,000 viviendas de concreto y por las cuales se invertirá Q172 millones 769 mil 110.25, según el reporte de adjudicación a la empresa V&T Sociedad Anónima.

La vida mientras se espera

A las personas en los albergues son diferentes cosas las que les preocupan. Las personas de San Miguel Los Lotes están más enfocadas en buscar a sus familiares que quedaron soterrados bajo las cenizas y tierra.

Antes de que el presidente Jimmy Morales diera a conocer los Atus ubicados en la finca La Industria en Escuintla, Eufemia García Ixpatá denunció que las autoridades no le dejan ingresar la maquinaria para buscar a sus familiares. El mandatario le respondió en conferencia de prensa que, “no era sensato” autorizar ese ingreso a la zona de riesgo.

Mientras esto sucede en las afueras de Escuintla, en el centro de la cabecera, 181 personas recién ingresadas al albergue instalado en el salón municipal de ese lugar, tienen otras preocupaciones.

En ese refugio hay seis niños con el virus de la varicela y no están aislados del resto de personas. Solo están separados y sin ninguna barrera.

Los representantes del lugar señalan que ese virus lo obtuvieron en el albergue que se instaló en la centro de la Universidad de San Carlos, que era donde se ubicaban hasta el 29 de junio. Según relató la madre de un bebé recién nacido, no hay control porque los niños contagiados juegan y corren por el lugar junto a otros menores que todavía no han sido afectados por el virus.

El pediatra Rony Ríos explicó que la varicela se transmite por contacto y para que el virus no se expanda, los niños infectados deben aislarse en cuartos, por lo mínimo, dos semanas. Ríos indicó que los más vulnerables a este virus son los niños mayores de un año, además que el peligro de contagio en esos lugares es latente, porque el sistema de salud público no coloca la vacuna contra la varicela.

En el albergue del salón municipal hay personas de comunidades de La Trinidad, La Reyna, El Rodeo, Sábana Grande y El Barrio, las cuales no fueron afectadas por la erupción, pero están en área de riesgo.

Luis René Álvarez, originario de Sábana Grande, dijo que lo que más les preocupa es que se puedan robar las cosas que tienen en sus casas, ya que las aldeas quedaron abandonadas después de que los desalojaron.

Donación

La Embajada de Estados Unidos aumentó el apoyo por la emergencia a US$600 mil. La nueva asistencia proviene de dos donaciones. La primera, la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero anunció que se está duplicando el apoyo de US$300 mil a US$600 mil. Una ONG humanitaria sin fines de lucro administrará la asistencia que se utilizará para proporcionar apoyo directo a las familias afectadas y para ayudar al Gobierno en su planificación. El Departamento de Defensa de los EE.UU. también dona US$$300 mil en insumos médicos que han sido requeridos.

Rescatistas son condecorados

El presidente Jimmy Morales condecoró ayer a las fuerzas de rescate de la Conred, Ejército, Policía Nacional Civil y Bomberos Voluntarios.

Estos grupos fueron los que actuaron el 3 de junio, después de la erupción del volcán de Fuego.

El supervisor de la Conred (Juan Galindo) y dos bomberos voluntarios fallecidos (Antonio Castillo y Juan Bajxac) durante la erupción y trabajos de rescate, fueron honrados con la medalla Monja Blanca, la cual fue recibida por sus familiares.

El presidente Morales entregó las condecoraciones sin mencionar nada de las diferencias que enfrentó la Conred y el Insivumeh en los momentos más críticos de la tragedia, ya que esta última entidad señaló que alertó a tiempo a la Coordinadora sobre la erupción del volcán de Fuego.

Subsidio

Q3

 

Mil será el Bono de Calamidad que entregará el Ministerio de Desarrollo Social.

3

Meses se entregará el Bono de Calamidad.

1,000

Familias  serán beneficiadas.

Etiquetas: