Miércoles 24 DE Abril DE 2019
Nación

Estado reporta Q536.4 millones en gastos para atender emergencia

El Gobierno anunció ayer la ampliación del Estado de Calamidad por 30 días más.

Fecha de publicación: 03-07-18
El domingo 3 de junio la erupción del volcán de Fuego sepultó poblados y destruyó todo a su paso. Por: Enrique García/Cindy Espina elPeriódico

El portal de Transparencia del Ministerio de Finanzas Públicas reportaba ayer un total de gastos por Q536.4 millones. De acuerdo al detalle, 13 entidades –gubernamentales y municipales– han realizado 265 adjudicaciones amparados en la emergencia ocurrida por la erupción del volcán de Fuego que ha dejado como saldo 113 fallecidos (cifra oficial), más de un centenar de desaparecidos y alrededor de 1.7 millones de afectados.

Restablecimiento de la infraestructura, reposición y reconstrucción de puentes y mejoramiento de carreteras son los concursos adjudicados por el Ministerio de Comunicaciones, entidad que reportaba hasta ayer Q261.8 millones en gastos. Además, tiene en evaluación la adquisición de seis puentes por Q46.1 millones con proveedores directos.

El Ministerio de Desarrollo Social a cargo de Carlos Velásquez ha adjudicado Q23.3 millones. La unidad ejecutora que es el Fondo de Desarrollo Social solicitó kits de piezas de madera para la construcción de albergues, láminas calibre 28, costaneras de metal, blocks, así como hierro y cemento.

Aunque a la cartera de Defensa se le asignaron Q28.7 millones para atender la emergencia, la mayoría de solicitudes de compras aún están en evaluación. El Ejército busca adquirir cámaras fotográficas para casco, dos drones, chalecos, sierras, así como distintos accesorios.

Treinta días más de compras

A pesar de las adjudicaciones, a un mes de la erupción del volcán de Fuego, las familias damnificadas por la tragedia solo tienen promesas. De 3 mil 646 personas albergadas, solo 150 habían sido trasladadas al albergue familiar ubicado en la finca La Industria. Tampoco el Gobierno ha adjudicado el contrato para la construcción de alrededor de 1,200 viviendas para los afectados.

Por este tipo de atrasos en la reconstrucción, ayer el presidente Jimmy Morales y los miembros de su Gabinete acordaron prorrogar por un mes más el Estado de Calamidad, cuyo objetivo es el de continuar con los procesos de compra sin licitación y cotización. Según el viceministro de Finanzas, Víctor Martínez, con la prolongación del estado de emergencia, el Gobierno se garantiza una prevención en los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez.

Martínez agregó que, pese a que los ministerios beneficiados con los fondos de emergencia ya tienen una programación de lo que necesitan comprar y contratar, la situación de alerta roja aún continúa en los departamentos que rodean al volcán de Fuego. Desde la erupción del 3 de junio, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) ha reportado derrumbes, lahares y lluvias constantes en el área afectada.

Los afectados

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) indicó que todavía tienen 10 centros de acopio habilitados en Escuintla y Sacatepéquez, que son los que abastecen a las personas albergadas. El secretario Ejecutivo de la Conred, Sergio Cabañas, indicó que se encuentran abastecidos en ropa y alimentos para las personas refugiadas. Sin embargo, afuera de los centros vigilados por el Gobierno, la realidad de las familias damnificadas es otra.

Aroldo López, quien logró escapar de San Miguel Los Lotes con su esposa y sus cinco hijos, relató a elPeriódico la difícil realidad que enfrenta. López se quedó sin nada, su casa y sus pertenencias quedaron soterradas bajo las cenizas que dejó el flujo piroclástico. También se quedó sin trabajo, ya que era uno de los empleados de la Finca La Reunión, el campo de golf y hotel que desapareció entre la ceniza.

Desde el viernes 29 de junio, Aroldo López alquila una pequeña vivienda en Ciudad Peronia, Villa Nueva. En ese lugar, López y su familia empiezan de cero y su casa apenas se comienza a llenar con las donaciones de alimentos, muebles y ropa que le han hecho las personas que saben de su situación. Por ahora, el originario del desaparecido pueblo de San Miguel Los Lotes espera una llamada de San Isidro, sin dar más detalles, indicó que ahí le han comentado de una oferta de trabajo, pero aún no le responden si le darán el empleo.

 

Falta de certeza y privacidad

Los pobladores de las comunidades afectadas por la tragedia en el volcán de Fuego, refugiados en los albergues nacionales, esperan que el Gobierno les dé certeza sobre su traslado a nuevos hogares en donde puedan rehacer sus vidas, fuera de riesgo y con condiciones dignas. (L.Paredes)

César Augusto Franco,  líder comunitario  de aldea El Porvenir

Alrededor de 160 familias de la aldea El Porvenir se encuentran refugiadas en albergues de San Juan Alotenango. De acuerdo con el líder comunitario, en los centros recibieron la asistencia necesaria de alimentación, artículos de higiene personal y atención médica.

El estudio del Consejo Científico de la Conred colocó a El Porvenir entre las comunidades en riesgo por el descenso de lahares; sin embargo, Franco aseguró que la próxima semana las autoridades les entregarán un análisis específico de su aldea para determinar si es habitable.

Los vecinos están conscientes que la situación es distinta para ellos, porque sus casas no quedaron soterradas como en otros lugares, por lo que tienen la esperanza de poder regresar.

Agregó que esperan que el Gobierno les presente una solución pronto y poder rehacer sus vidas.

Marvin Quiñónez,  refugiado en albergue  de San Juan Alotenango

El agricultor Marvin Gustavo Quiñónez se considera afortunado por poder continuar con sus labores. La última vez que conversó con ‘elPeriódico’ se había convertido en papá primerizo, debido a que su bebé nació dos días después de la tragedia.  Todos los días regresa a un albergue en el anexo de la Escuela Urbana Mario Méndez Montenegro en San Juan Alotenango, en donde también se encuentran refugiados 14 familiares más.

Quiñónez indicó que en el centro les proporcionan comida y atención médica, pero lo que anhelan más es su privacidad. Las autoridades mantienen a las familias juntas en los salones.

La Municipalidad les anunció que el Gobierno trabaja en la construcción de casas para trasladarlos, pero aseguró desconocer detalles sobre el proyecto.

Antonio López Vásquez,  albergue Canchas  Modesi Sport, Escuintla

Los padecimientos de López Vásquez y su hijo menor son un tema de preocupación para la familia originaria de San Miguel Los Lotes. El padre indicó que un día después de la erupción del volcán fueron nebulizados debido a que respiraron parte del material volcánico, pero continúan con problemas respiratorios.

López Vásquez tiene tos constante y fuertes dolores de cabeza. Su hijo tiene marcas de quemaduras en su rostro, cuerpo y brotes de salpullido.

Señaló que sí reciben asistencia médica, pero son chequeos de rutina. Considera que necesitan exámenes médicos especializados como radiografías de pulmones.

Sobre su nueva ubicación, señaló que el Gobierno no ha llegado al albergue para explicarles a detalle cuál es el plan y conocen de las casas que están construyendo por conversaciones con conocidos.

30

Días más extenderán el Estado de Calamidad, según el anuncio del Gobierno.

Etiquetas: