Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Nación

¿Conoces a un niño en un centro de detención o refugio?

ProPublica y elPeriódico se han asociado con varios medios de Estados Unidos y América Latina para recopilar información crucial sobre los niños inmigrantes en centros de detención y albergues.

Fecha de publicación: 29-06-18
Los ocupantes de Casa Padre, un albergue para inmigrantes menores no acompañados, en Brownsville, Texas, vistos en esta foto proporcionada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. Por: Adriana Gallardo / ProPublica
Más noticias que te pueden interesar

Necesitamos tu ayuda para obtener información completa de los centros de detención y los niños que están dentro.

¿Conoces a un menor no acompañado o a un niño que fue separado de su familia en la frontera de Estados Unidos y México? Cuéntanos si sabes dónde está detenido.

Si está buscando un niño/a pero no conoces su ubicación exacta, puedes decirnos cuándo fue la última vez que lo viste o te comunicaste con él/ella. Aquí hay un mapa de los refugios para niños inmigrantes cerca de ti. Cualquier información puede ser de ayuda.

Este formulario está abierto para cualquier persona: familias, abogados y organizadores que puedan ayudarnos a identificar quién está dónde.

No publicaremos ningún documento ni ningún testimonio sensible sin tu permiso. A menos que nos digas que estás de acuerdo, no compartiremos ningún detalle sobre lo nos mandes. El siguiente formulario se envía a través de HTTPS, lo que significa que nadie puede leer lo que escribes excepto nosotros (y ScreenDoor, el servicio que aloja nuestros formularios). Alguien que esté monitoreando tu conexión a internet puede saber que estás enviando un formulario, pero no podrá leer lo que está escrito en él. Si prefieres hablar en Signal o WhatsApp, servicios que son más seguros, mándanos un mensaje al 1-347-244-2134.  

Powered by Screendoor.    Powered by Screendoor.

¿Quieres ponerte en contacto con nosotros de forma confidencial? Aquí hay más formas de enviar información a ProPublica.

Etiquetas: