Lunes 12 DE Noviembre DE 2018
Nación

Aldeas fantasma, aparecen sin ningún control

La cantidad de aldeas permite al alcalde aumentar los ingresos del situado constitucional que es otorgado anualmente.

Fecha de publicación: 23-06-18
La diputada Delia Bac inventó una aldea para que el Estado asfaltara la entrada a su negocio familiar. Por: Enrique García elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

El Paxtal es una aldea que no existe. Sin embargo, en el Listado Geográfico de Obras en 2010, la comisión de Finanzas del Congreso incluyó una asignación de Q1.9 millones para la construcción de una carretera de más de 760 metros para dicho lugar que se supone está ubicado en Sumpango, Sacatepéquez.

Aunque la Ley del Código Municipal, que fue reformada en 2010, detalla cuáles son los requisitos y condiciones para elevar de categoría un caserío a aldea, El Paxtal no cumplió con ninguna de ellas. De acuerdo a la legislación, una aldea debe de tener: una población entre 2 mil a 4 mil habitantes, edificaciones y calles, así como tener una red de drenajes de aguas negras y pluviales subterráneas.

“No hay quién defina cuál es el procedimiento para crear una aldea” indicó Karin Slowing, extitular de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan). La entrevistada indicó que no existe una ley marco de regionalización y ordenamiento territorial, por lo que en muchas ocasiones se inventan las aldeas para diferentes fines.

La primera definición de aldea se estableció durante el gobierno de Jorge Ubico, normativa que tuvo vigencia 64 años a partir de 1938. Esto obligó al Legislativo en 2002 a crear el Código Municipal. Además, la Ley de Regionalización está desactualizada.

Para Slowing el tema es “caótico” ya que no existe un ordenamiento territorial que defina cuáles son los lugares poblados. Una investigación realizada por Nuestro Diario, identificó que entre 2010 a 2017 se inventaron 965 aldeas y caseríos en 67 municipios, el objetivo fue beneficiarse de las transferencias otorgadas por el situado constitucional.

Una dirección que no cumple

Crear una aldea puede ser aprovechado por “oportunistas”, explica la entrevistada. Un ejemplo de esto fue evidenciado en una investigación  de elPeriódico, en donde se demuestra un camino asfaltado de 760 metros de longitud elaborado con materiales que pueden durar hasta 30 años que concluye en el spa y sanatorio Retiro Nuevo Horizonte, propiedad de la diputada Delia Bac.

Para crear una aldea se debe justificar ya sea por su nivel de población, distancia de la cabecera municipal y tamaño de la región. En las reformas de 2011 en el Código Municipal se creó la Dirección Municipal de Planificación, que tiene a su cargo, entre otros temas,  el registro e información geográfica de ordenamiento territorial del municipio.

“La fragmentación de aldeas se da en el campo y no existe a la fecha un registro de cuántas hay a nivel nacional” refirió Slowing. Su opinión es similar a la definición que da el Instituto Nacional de Estadística (INE), que explica el área rural como lugares poblados que se reconocen con la categoría de aldeas.

De aldea a municipio

De 2005 a 2014 se entregaron a la Dirección Legislativa 11 iniciativas de ley para elevar aldeas a municipios, de las cuales nueve fueron aprobadas.  Las dos solicitudes restantes, Toquián Grande en Tajumulco, San Marcos, y San Vicente Buenabaj, en Totonicapán, están pendientes de aprobarse. El Código Municipal establece que para elevar la categoría de aldea a municipio, el lugar debe tener una población de entre 5 a 9 mil habitantes, un mercado con edificación, servicio de alumbrado público, un parqueo, centro de salud y farmacia, entre otros.

Etiquetas: