Martes 18 DE Septiembre DE 2018
Nación

“El sueño americano se convirtió en la peor pesadilla de mi vida”

La guatemalteca Lourdes de León aceptó su deportación de EE. UU. luego de que las autoridades migratorias le ofrecieron que le devolverían a su hijo, pero a la fecha no sabe acerca de su paradero.

Fecha de publicación: 21-06-18
Lourdes no sabe nada de su hijo de seis años luego que firmó su carta de deportación. Ella no ha recibido ayuda del Minex. Por: José Corado elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Lourdes firmó la carta de su deportación luego de que las autoridades migratorias le dijeron que si regresaba a Guatemala sería más fácil recuperar a su hijo, Leo Jeancarlo de León de seis años de edad. El pasado 8 de junio fue expulsada de Texas, Estados Unidos; sin embargo, hasta la fecha no sabe dónde se encuentra el menor.

 “Me dijeron que si aceptaba la deportación me entregarían pronto a mi hijo, pero si me quedaba en Estados Unidos el proceso para recuperarlo se llevaría más de seis meses. Por eso tomé la decisión de firmar para que me lo devolvieran lo más pronto posible”, comentó.

La guatemalteca fue detenida por la patrulla fronteriza el pasado 10 de mayo en Texas, Estados Unidos. Ese mismo día la separaron de su hijo.

Angustiosa espera

Lourdes, quien vive en San Marcos, recuerda que las autoridades migratorias le aseguraron que la mantendrían informada sobre el lugar donde se encontraba su hijo y que lo trasladarían pronto a Guatemala, pero a la fecha no ha pasado nada.

“Me dijeron que me iban a entregar pronto a mi hijo si era deportada, por eso firmé esa hoja. Ellos me hicieron una propuesta y como madre creí que era lo correcto, pero no fue así”, declaró.

La guatemalteca asegura que acudió al Ministerio de Relaciones Exteriores en busca de ayuda y una mujer la atendió, pero hasta la fecha no la han ayudado. “Me dijo: aquí hay gente que está peleando a sus hijos desde diciembre y no los han traído, pero igual te voy a llenar una hoja y la voy a mandar al cónsul. Me dijo que me iba a llamar, pero ya pasaron varios días y nunca lo hizo”.

“Siento que el Gobierno le está dando la espalda a su propia gente; incluso, a mí me mintió el propio cónsul de Guatemala, quien insistió en que firmara mi deportación y así regresaría junto a mi hijo, pero no fue así”, añadió.

Más de 600 niños

La mujer asegura que en el lugar donde fue ubicado su hijo luego de que ella fue detenida habían más de 600 niños. “Son muchos los que hay en el lugar. Gran cantidad de niños están sufriendo por todo esto”, apuntó.

“Así como se encargó de separar a las familias, ahora que una a las familias que ya separó, ya que son miles de niños y él (Donald Trump) está castigando a esos menores”, dijo en relación al decreto que firmó el presidente de Estados Unidos, en el cual se deja sin efecto la separación de las familias migrantes en la frontera con México.

“Oí los audios donde los niños llaman a sus papás, por lo que ahora debe unir lo más pronto posible a esas familias que separó en forma inhumana”, acotó.

Pesadilla sin fin

Lourdes recuerda que tomó la decisión de viajar ilegalmente hacia Estados Unidos para tratar de darle un futuro mejor a su hijo, pero no pensó que le tocaría afrontar esta difícil situación.

“Nunca me pasó por la mente nada de lo que estoy viviendo y sufriendo. El sueño americano se convirtió en la peor pesadilla de mi vida, una pesadilla de la que ya quisiera descansar”, comentó a punto de romper en llanto.

“Quiero que esto termine pronto para recuperar a mi hijo. Yo lo único que quise fue darle un mañana mejor, pero creo que le fallé” (pausa).  Respira profundo y toma aliento: “Es algo de lo que viviré arrepentida toda mi vida, ya que dejará marcado a mi hijo para toda su vida”, enfatizó.

Etiquetas: