Miércoles 26 DE Junio DE 2019
Nación

Incertidumbre sobre desaparecidos por la erupción del volcán de Fuego

La Conred reportó ayer 192 desaparecidos, mientras que el alcalde de Escuintla calcula que la cifra se podría elevar a 300.

Fecha de publicación: 06-06-18
La larga espera. Varias familias permanecen en el albergue ubicado en la escuela José Martí, en Escuintla.
Por: Ferdy Montepeque elPeriódico

Los sobrevivientes a la erupción del volcán de Fuego saben poco o nada de sus familiares desaparecidos, tras la tragedia ocurrida el pasado domingo. Casi todas los albergados en el casco urbano de Escuintla buscan información sobre el paradero de sus sobrinos, tíos, hijos o abuelos. El Gobierno proporcionó ayer la primera cifra sobre las personas cuyo paradero se desconoce, pero los damnificados ignoran el mecanismo para reportarlos.

Lo que más preocupa a los damnificados es que desconocen si sus familiares están heridos en algún hospital o fallecidos. Durante un recorrido realizado ayer por elPeriódico en los refugios y centros de acopio de Escuintla no se observaron a representantes del Gobierno para recabar datos sobre los desaparecidos, sino que esa labor la realizaban voluntarios, quienes buscaban en cada uno de los albergues y entrevistan a los afectados. Solo en Escuintla, los sobrevivientes reportaron la desaparición de 60 personas.

El pasado lunes, el secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio Cabañas, dijo que las personas podían reportar a sus familiares en la página electrónica de la institución; sin embargo, en los albergues ninguna persona cuenta con teléfonos con acceso a Internet. Ayer en la noche, Cabañas dijo que tenían un registro de 192 desaparecidos, con nombres y localidades.

Uno de los casos más complicados es el de Milda Yanira Hernández, de 23 años. Ella no puede caminar para buscar a sus tres familiares desaparecidos porque tiene los pies vendados debido a que se hirió al subir a un picop el pasado domingo, cuando huyó para escapar de la erupción del volcán de Fuego. Milda se encuentra albergada en la Escuela Tipo Federación José Martí y necesita una silla de ruedas para movilizarse.

Pocos datos oficiales

Antes de las declaraciones de Cabañas, el alcalde de Escuintla, Abraham Rivera, dijo que, según los datos preliminares que se manejan en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), la cantidad de desaparecidos podría ser aún mayor, “los datos preliminares son 300 desaparecidos, son datos que está manejando la Conred y las personas que están en el área de rescate”, explicó el jefe edil.

Según Rivera, en San Miguel Los Lotes, la comunidad que fue sepultada por la erupción del volcán, existían 160 viviendas registradas en la Dirección de Catastro, pero se estima que al momento de la tragedia había 300 casas. En la sede del COE se buscó la postura de los delegados acerca del mecanismo utilizado para recabar información sobre los desaparecidos, pero no se obtuvo respuesta.

El procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas, quien ayer visitó a varios de los damnificados, dijo que le preocupaba que las instituciones no contaran con un “control unificado” sobre las personas hospitalizadas y fallecidas, porque eso ha provocado que varias personas busquen en cada uno de los refugios y que esta labor les lleve mucho tiempo.

Lo que se necesita

Pese a que en los albergues se han recibido constantemente insumos y alimentos; los refugiados necesitan con urgencia ropa interior, artículos de higiene personal como cepillos dentales y toallas húmedas; además de medicinas como insulina y pomadas para quemaduras, según los encargados de los centros de acopio. De acuerdo con datos de la Municipalidad de Escuintla, hasta ayer en esa localidad había 1,600 personas albergadas en siete centros oficiales. Otro número sin establecer se encontraba en cuatro albergues habilitados por voluntarios.