Martes 13 DE Noviembre DE 2018
Nación

Oferentes cuestionan seguridad en proyecto para brazaletes

La licitación que se inició en enero pasado se suspendió por orden del ministro Enrique Degenhart. Se desconoce sobre la reformulación del proyecto.

Fecha de publicación: 31-05-18
Las instalaciones del centro ubicado en Amatitlán lucen descuidadas y sin mantenimiento. Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Se habla de brazaletes por ser los más comunes, pero los dispositivos para monitorear la ubicación de personas vinculados a causas penales o quiénes deben respetar medidas de apartamiento, también pueden ir en una pulsera o en una tobillera. Su uso en Guatemala se aprobó en noviembre de 2016 pero la licitación para su implementación se frenó a principios de mayo.

El sistema es una de las medidas que podría contribuir con el descongestionamiento en las cárceles y la aplicación de la prisión preventiva, un tema al que debe ponerse atención, de acuerdo con organizaciones como el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales.

Durante el desarrollo del concurso para el arrendamiento del sistema de control telemático, dos de los oferentes interesados presentaron objeciones que apuntan a riesgos de seguridad derivados de los requisitos que el Ministerio de Gobernación (Mingob) planteó en las bases para la licitación, convocada en enero pasado.

La compañía Esource Capital Guatemala cuestionó que el Mingob haya previsto instalar el centro de monitoreo principal en un lugar recreativo, en abandono, localizado en Amatitlán. El inmueble tiene accesos y ventanas que no garantizan la restricción total de los servidores, cuestionó la empresa. Además, la localización podría dar lugar a una interrupción de la señal de Internet o que simplemente se desconecte el cable de algún equipo y que se interrumpa el control, explicó el representante de la empresa, Cristian Lavarreda.

A criterio de la empresa interesada, disponer la información en “La Nube”, es decir, almacenar la información en Internet, donde estaría accesible en todo momento. “Quién le va ir a decir a Google que apague los servidores”, agrega Lavarreda.

También se objeta la ubicación del centro de monitoreo secundario, localizada en la sede central del Mingob, “tampoco cumple con los requerimientos básicos de seguridad”, ya que incluso tiene ventanas que dan a la calle y en el que la instalación eléctrica está “a tope”.

 

En el centro de monitoreo en el Mingob tiene ventanas que dan a la calle.

Smart City de Centroamérica, otro de los potenciales oferentes, presentó tres inconformidades. Una de estas, es que el uso de los dispositivos de control telemático “se condiciona al uso de una correa”. La compañía sugiere que se indique alternativamente la fijación mediante un sistema de cerrojo electromecánico de última generación con un sistema incorporado de alarma en caso de ruptura o intento de separación. El cerrojo aumenta la fuerza necesaria para romperlo, a 180 kilogramos, mientras que uno de fibra óptica demanda fuerza de 40 kilogramos.

En varias ocasiones se intentó establecer comunicación con el viceministro de Tecnología, Gabriel Juárez, para consultarle qué tipo de seguimiento se le dará al concurso y a qué plazo se podría esperar una nueva convocatoria.

Se detiene proceso

Durante una citación en el Legislativo, los viceministros de las áreas administrativa y de tecnología del Mingob indicaron que el concurso se detuvo por instrucción del titular de la cartera, Enrique Degenhart. En esa ocasión, los funcionarios expresaron que en la nueva propuesta se podría incrementar la cantidad de dispositivos, de 3 mil a 5 mil unidades.

Verónica Godoy y Francisco Jiménez, del CIEN, coinciden en que los dispositivos son apenas una medida de la solución para el hacinamiento en presidios. Jiménez recordó que han pasado más de diez años sin que se construya una sola instalación carcelaria pese a que la población reclusa se ha incrementado en un 300 por ciento.

Necesario y complejo

Como una alternativa a la prisión preventiva, el sistema es una de las medidas útiles para descongestionar las cárceles, pero es “complejo de implementar”, opina Verónica Godoy, de la Instancia de Monitoreo y Apoyo a la Seguridad Pública. “Por su importancia, debe tener las medidas de seguridad óptimas”, añadió. En ese sentido, señala que el Mingob debe tener bien claro qué es lo que se necesita para seleccionar al proveedor.

 

El centro de recreación en Amatitlán, propiedad del Gobierno, está abandonado.

 

Etiquetas: