Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
Nación

María Consuelo Porras: “Yo voy a ser garante que la ley se cumpla”

“Trabajaremos de manera independiente, sin compromisos de ningún tipo”, expone la nueva Fiscal General en su primer discurso ante el cuerpo diplomático, funcionarios e invitados.

Fecha de publicación: 17-05-18
foto: Alex Cruz Por: Luisa Paredes
Más noticias que te pueden interesar

Un llamado a ser actores protagónicos de los cambios que el país necesita ha formulado hoy en su mensaje inaugural como nueva Fiscal General y Jefa del Ministerio Público (MP), la abogada María Consuelo Porras Argueta de Porres en una ceremonia ante el cuerpo diplomático, funcionarios del Estado, empresarios e invitados especiales a quienes dijo: “Yo voy a ser garante que la ley se cumpla”.

Con más de 35 años en el ejercicio de cargos públicos especialmente dentro del sector justicia, la sucesora de Thelma Esperanza Aldana Hernández en dicho cargo aludió a sus objetivos para los próximos cuatro años. Entre los asistentes a la presentación estaban el Jefe de la CICIG, Iván Velásquez Gómez, el procurador Jordán Rodas, embajadores, cónsules, sociedad civil y ministros, entre otros.

“Trabajaremos de manera independiente, sin compromisos de ningún tipo”, anticipó. Estas fueron algunas de las palabras de la funcionaria:

– “Yo voy a ser garante que la ley se cumpla. De esta cuenta, se requiere de un Ministerio Público fortalecido que actúe con total independencia, objetividad y precisamente es lo que haremos, trabajar de manera independiente, sin compromisos de ningún tipo”.

– “Mi gestión como Fiscal General y Jefa del Ministerio Público estará fundamentado por un modelo de Justicia Abierta, en observancia de los principios rectores de participación; colaboración y transparencia”.

– “El mensaje que quiero dejar hoy es que soy una aliada contundente para el sector justicia y me siento halagada por este calor humano, son mis amigos todos”.

– “A la sociedad civil la exhorto a continuar con la importante función que desempeña y a representar los intereses de la sociedad en aras del bien común y del empoderamiento ciudadano en el proceso de cogestión”.

– “A la comunidad internacional instarla a continuar unificando esfuerzos por el fortalecimiento del régimen democrático en el país, por lo que su calidad de cooperantes en nuestras instituciones es de gran valía y de gran importancia para el cumplimiento de objetivos trazados”.

– “A los medios de comunicación quiero manifestarles mi complacencia de que continúen jugando una función social de gran importancia, por lo que les considero aliados estratégicos en el proceso de socialización de la información a la ciudadanía”.

Lea a continuación el discurso completo pronunciado por María Consuelo Porras:

“Respetables funcionarios, personal y público en general, amigos todos: el tomar posesión el día de hoy como Fiscal General y Jefa del Ministerio Público representa un momento de gran compromiso y una oportunidad de contribuir a la justicia del país, que necesita de cambios urgentes e inmediatos.

Primeramente, quiero agradecer a Dios por permitirme el privilegio de desempeñar este importante cargo dentro del sistema de justicia, el cual, sin duda alguna, representa una gran responsabilidad y un gran compromiso con el pueblo de Guatemala.

Durante más de 35 años, la he dedicado a trabajar por un sistema de justicia fortalecido, a través del ejercicio de diferentes cargos dentro del sector justicia, siempre he actuado con la firme vocación de servir a mi país y con el compromiso de coadyuvar a la consolidación del Estado constitucional de derecho, a través de mis conocimientos y experiencias adquiridas en el ejercicio profesional de los cargos desempeñados, los cuales me han permitido conocer la realidad social y jurídica del país.

Guatemala actualmente está viviendo momentos complejos en la esfera social, política y económica, sumado a esto los altos índices de criminalidad y violencia, los cuales afectan en gran medida el desarrollo integral de la sociedad, siendo este sector el más afectado, y trayendo consigo efectos negativos para la consolidación de la unidad y la paz social en el país.

No obstante, este contexto nos hace un llamado a todos los guatemaltecos y guatemaltecas a ser actores protagónicos de los cambios que el país necesita, nos hace un llamado a sumar esfuerzos por materializar un modelo de desarrollo integral fundamentado por los principios democráticos de objetividad, igualdad, libertad, solidaridad, independencia, justicia, entre otros principios que privilegien siempre el alcance del bien común.

De tal cuenta, los diversos sectores que conforman la sociedad guatemalteca desempeñan una función esencial, en la consecución de los objetivos nacionales. Por su parte, el Estado y sus instituciones tienen la obligación de garantizar el bien común y el goce efectivo de los derechos y obligaciones contenidos en la Constitución Política de la República de Guatemala, y de acuerdo a lo plasmado en los instrumentos internacionales suscritos y ratificados por Guatemala.

Y en referencia a este contexto, el Ministerio Público representa un engranaje determinante en el funcionamiento del sistema de administración de justicia en el país, ya que “es una institución auxiliar de la administración pública y de los tribunales con funciones autónomas, cuyos fines son velar por el irrestricto cumplimiento de las leyes del país”.

Yo voy a ser garante que la ley se cumpla.

De esta cuenta, se requiere de un Ministerio Público fortalecido que actué con total independencia, y objetividad y precisamente es lo que haremos, trabajar de manera independiente, sin compromisos de ningún tipo, priorizando y delimitando las áreas de intervención, mediante una readecuación del modelo de gestión, esto con la finalidad de garantizar el respeto del régimen de legalidad y la eficiencia de la investigación criminal.

Por tanto, mi gestión como Fiscal General y Jefa del Ministerio Público estará fundamentado por un modelo de Justicia Abierta, en observancia de los principios rectores de: participación; colaboración; y transparencia, asimismo, se basará en una gestión por resultados, en la cual optimizaremos los recursos humanos, financieros y materiales, a fin de dar celeridad y efectividad a las investigaciones requeridas.

Exhorto a los fiscales y a todos los empleados del Ministerio Público a que, de manera ardua, con una visión definida y una mística de trabajo incluyente, siendo respetuosos de los derechos y garantías contenidas en la Constitución Política de la República de Guatemala y demás leyes que nos rigen como país, y de acuerdo a los convenios y tratados ratificados por el Estado de Guatemala.

Buscamos en este sentido el alcance de altos índices de efectividad en el trabajo, y la reducción de la mora fiscal, siendo el punto de partida la realización de un diagnóstico que plasme el contexto actual del Ministerio Público y con base en este, se tendrá a bien la adecuación del sistema del modelo de gestión; a fin de fortalecer el ente investigador en áreas determinantes, tales como lo concerniente a los delitos contra la vida, las extorsiones, la criminalidad organizada, y la corrupción; así como se promoverán políticas orientadas a la modernización de la investigación criminal y la especialización del recurso humano, entre otros temas de suma importancia.

De igual manera, es importante el impulso de una política de descentralización y desconcentración del rol que desempeñan las fiscalías y demás unidades y dependencias, a fin de brindar una respuesta pronta a las demandas, y dar así continuidad a los planes y proyectos de la administración saliente.

Aunado a lo anterior, la transparencia y la rendición de cuentas, son pilares fundamentales de mi gestión, por lo que implementaré la acción de rendir informes de forma periódica, a través de los cuales haremos saber al pueblo de Guatemala la ejecución del presupuesto, los avances en el cumplimiento de la planificación estratégica, así como informaremos respecto de los proyectos venideros, a fin de generar una relación de confianza y de comunicación efectiva con la ciudadanía.

En este aspecto, quiero reiterar que lucharemos incansablemente por una Guatemala libre de corrupción y de impunidad; por lo que fortaleceremos la relación de trabajo con nuestros aliados y daremos seguimiento a los procesos iniciados en esta materia, así como trabajaremos con determinación para que se resuelvan todos los delitos que afectan a miles de guatemaltecos y guatemaltecas, tales como el crimen organizado, las extorsiones, y todos aquellos delitos que atenten contra la vida, y que generan zozobra en la sociedad.

Sin embargo, lo plasmado en el plan de trabajo y las aspiraciones planteadas, solo serán posibles a través de la articulación de esfuerzos conjuntos, principalmente mediante el trabajo de los colaboradores del Ministerio Público, ya que ustedes son el corazón y el motor de la institución y son ustedes, los que día con día emplean sus conocimientos, experiencias y profesionalismo para llevar a cabo de manera exitosa esta ardua labor, por ello, les exhorto a dar cada día lo mejor, a ser agentes protagónicos en el impulso de estos proyectos, y a actuar siempre con calidad, calidez humana y ética profesional.

Asimismo, invito a todos los actores que conforman la sociedad a sumar esfuerzos, para lograr el objetivo común de “hacer de Guatemala un país con desarrollo, con justicia y con transparencia”. De tal cuenta, insto a las instituciones del Estado y especialmente a las instituciones del sector seguridad y justicia, a trabajar de manera coordinada, e impulsar acciones integrales que nos permitan prestar servicios de calidad, servicios que satisfagan las necesidades de la sociedad, y contribuyan al fortalecimiento del estado constitucional de derecho.

A la sociedad civil, les exhorto a continuar con la importante función que desempeñan y a representar los intereses de la sociedad en aras del bien común y del empoderamiento ciudadano en el proceso de cogestión, y a velar por el funcionamiento del sistema de justicia guatemalteco y a contribuir mediante la formulación de propuestas que permitan la mejora continua en beneficio colectivo.

A la Comunidad Internacional, quiero instarles a continuar unificando esfuerzos por el fortalecimiento del régimen democrático en el país, por lo que su calidad de cooperantes en nuestras instituciones es de gran valía y de gran importancia para el cumplimiento de los objetivos trazados.

A los medios de comunicación, quiero manifestarles mi complacencia de que continúen jugando una función social de gran importancia, por lo que les considero aliados estratégicos en el proceso de socialización de la información a la ciudadanía, ya que son los canales adecuados para trasladar de manera objetiva y transparente los acontecimientos a la sociedad, y contribuir de esta cuenta a la consolidación de la legitimidad social, y en este sentido quiero decirles que las puertas del Ministerio Público están abiertas para atenderles y brindarles toda la información necesaria.

Y para finalizar quiero hacer un llamado al pueblo de Guatemala, e invitarles a reflexionar respecto al rol que desempeñamos en la sociedad y sobre todo quiero invitarles a que visualicemos qué país queremos, así como el legado que queremos dejar para nuestro país, partiendo desde la construcción de una cultura de respeto al imperio de la ley y de empoderamiento ciudadano, así como, les insto a confiar en el trabajo que emprenderemos, el cual tengan la certeza que lo realizaremos con el mayor de nuestros esfuerzos, con buena fe y con independencia, pidiéndole a Dios que nos guíe y brinde la sabiduría necesaria para hacer de Guatemala una mejor nación, y ser ejemplo para los demás países en el mundo.

Quiero terminar manifestando que el MP siempre tendrá no solo las puertas abiertas para todos y todas, sino la disposición de que se sientan en casa.

Que Dios les bendiga, muchas gracias y feliz día”.

Etiquetas: