Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Nación

La Policía y las comunas, los que más sobornos piden

En igual proporción, 16 por ciento de vecinos encuestados por Barómetro de las Américas se queja de solicitud de “mordidas” de los policías y servidores municipales.

 

Fecha de publicación: 06-05-18
El evadir una detención en flagrancia o una multa de tránsito se presta para la negociación de mordidas. Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Los agentes de Policía y el personal de las comunas son los funcionarios que más sobornos piden a los ciudadanos, de acuerdo con datos que recoge el estudio ‘Cultura política de la democracia en Guatemala y en las Américas’, elaborado por el Barómetro de las Américas y divulgado en febrero pasado.

En el caso de la Policía, el nivel de victimización se ubica en dos vías: porque los ciudadanos perciben una falta de acción cuando requieren asistencia y porque son sujetos de exacciones de parte de los agentes.

En enero pasado, fueron detenidos tres agentes de la Policía Nacional Civil señalados por exigir dinero a un adolescente de 17 años que portaba un revólver sin licencia, a cambio de no detenerlo en flagrancia. Se pidió una reacción al vocero de la PNC, quien indicó que pediría autorización para ofrecer una postura.

No obstante, a casos como aquel, dicho informe señala que la confianza de los ciudadanos en la Policía Nacional Civil se elevó a 44.5 por ciento en 2017, frente a un 38.1 por ciento registrado en 2014.

Con un porcentaje de 16.47 por ciento, las comunas también son un sitio común para los requerimientos ilegales, de acuerdo con el estudio. El tema ha sido motivo de discusiones en el foro de alcaldes, manifestó Edwin Escobar, presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam).

Ética y sistematización

Así, se han identificado dos iniciativas: la formulación de un código de ética, acompañado con una suerte de contraloría que fiscalice la prestación de los servicios en las comunas.

La sistematización de los procesos, tendientes a reducir la discrecionalidad en las decisiones que toman los servidores públicos frente a las demandas de los vecinos, también disuade las acciones de corrupción, opina Escobar.

“En muchos lugares, la única autoridad es la municipal y, donde hay discrecionalidad hay posibilidad de corrupción”, señaló. Los hechos de tránsito y el pago de arbitrios municipales son los  que más se prestan al reclamo de coimas, de acuerdo con el alcalde de Villa Nueva.

La ausencia de autoridad también limita la denuncia ciudadana ante posibles abusos, por lo que se ha propuesto el lanzamiento del proyecto La Casa de la justicia municipal, con la idea de que en un solo ambiente haya delegaciones del Ministerio Público, PNC, jueces, de tal manera que en ese lugar se resuelvan los conflictos de forma más expedita.

En los juzgados

Las judicaturas suponen otro foco de corrupción, según el estudio financiado por USAID. La Fiscalía Especial Contra la Impunidad investiga la fuga de varios narcotraficantes que se encontraban cumpliendo condenas, entre estos el mexicano Ramón Yáñez Ochoa. La sospecha apunta a que salieron mediante la falsificación de documentos y la ayuda de un notificador judicial, Víctor Alejandro del Cid.

Etiquetas: