Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Nación

CIV modifica licitaciones para beneficiar a Solel Boneh

Solo este año, a la compañía israelí se le han otorgado Q900.1 millones en proyectos.

Fecha de publicación: 25-04-18
Las condiciones de las carreteras en el país son deplorables, han asegurado transportistas. Por: Ferdy Montepeque elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La constructora israelí Solel Boneh no habían recibido contratos tan onerosos como los que obtuvo hace 12 años para realizar obras de infraestructura. Pero entre marzo y abril de 2018 la Dirección General de Caminos (DGC) del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) le adjudicó la construcción de cinco tramos carreteros en Quiché y Alta Verapaz que suman Q900.1 millones; sin embargo, en las licitaciones se modificaron los listados de oferentes y hubo cambios en las adjudicaciones, pese que esto no está contemplado en la Ley de Contrataciones del Estado.

El 27 de marzo pasado elPeriódico publicó una nota en la que se consignó que la DGC le había otorgado la realización de cuatro tramos –que forman 144.15 kilómetros de longitud–, a la compañía SBI International Holdings AG (sucursal extranjera con NIT 54711339), por Q682.2 millones.

En la nota se indicó que el notario que constituyó la sucursal extranjera en Guatemala fue José María Marroquín Samayoa, quien también representó a la compañía israelí M. Tarcic Engineering Ltd., investigada por el Ministerio Público (MP) por la supuesta suscripción anómala de dos contratos por Q137.8 millones para la venta de un líquido que limpiaría el Lago de Amatitlán. Además, Marroquín Samayoa es padre del exinterventor de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), Allan Marroquín, prófugo por el caso TCQ.

Cambio de empresa

El 9 de abril, en el concurso, se modificó la lista de oferentes y se agregó a SBI International Holdings AG (Sucursal Guatemala con NIT 3422305) a la cual se le adjudicaron los cuatro tramos por haberse hecho “de manera incorrecta” la primera vez; sin embargo, la figura de “readjudicación”, como se consignó en Guatecompras, no está descrita en la Ley de Contrataciones del Estado.

Las compañías forman parte del conglomerado de Solel Boneh Internacional, pero ambas tienen representantes legales y actividades económicas diferentes; por lo que la DGC pudo haber incurrido en una anomalía que los debió obligar a anular las licitaciones, señaló el economista Ricardo Barrientos del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), quien agregó que la Contraloría General de Cuentas (CGC) debe auditar el proceso para establecer si la modificación estaba permitida en las bases.

El quinto tramo –de 24 kilómetros en Uspantán, Quiché– fue adjudicado el pasado 9 de abril a SBI Sucursal Guatemala por Q217.8 millones. En esta licitación también se modificó el listado de oferentes, según Guatecompras.

 

“Yo no sé de cambios”

Al ser consultado sobre los cambios en las cinco licitaciones, el director de Caminos Juan José Hanser dijo desconocerlos y mencionó que una sola empresa fue la ganadora de los cinco eventos “¿Cómo así un cambio? Yo no sé de cambios, porque ellos ganaron cinco tramos. Eso no ha pasado, el que ganó fue Solel Boneh… y ahora estoy en una reunioncita algo fea”, indicó cuando se le consultó por teléfono.

Q900.1

 

Millones suman los cinco tramos adjudicados a la sociedad del grupo Solel Boneh.

Etiquetas: