Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Nación

La extorsión, el flagelo que anuncia la presencia de pandillas en las comunidades del país

Fecha de publicación: 23-04-18
Por: Óscar F. Herrera oherrera@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Las pandillas en Guatemala y en la región centroamericana, son producto de la pobreza y la falta de oportunidades al alcance de los jóvenes. Su principal forma de subsistencia es la extorsión a todos los niveles, lo que genera inseguridad y zozobra en las comunidades donde predominan y controlan barrios enteros, esta fue una de las conclusiones a las que se arribó ayer en el Foro Pandillas en Guatemala y la región centroamericana, tendencias y estrategias de abordaje, realizado ayer por la organización Iepades.

Para José Miguel Cruz, autor del libro “La nueva cara de las pandillas callejeras de El Salvador”, los gobiernos locales se ven en aprietos por las iniciativas de descentralización que les exige que atiendan estos problemas a nivel local.

“Cuando hablamos de seguridad, en el fondo hablamos de condiciones sociales que llevan a la seguridad de la población. Lo que queda claro es que esta tensión que existe entre el gobierno central que tiene recursos y los gobiernos locales que tienen recurso limitados, es que la gente en quien más confía no es en el gobierno nacional, ni en el Presidente, ni en los ministros, sino en los alcaldes y representantes locales”, apuntó.

Agregó que mientras no se corten las líneas de alimentación de las pandillas, que se traduce en atender las condiciones sociales de las comunidades, estas continuarán por varias generaciones, por lo que propuso acciones desde los gobiernos locales.

Durante las distintas intervenciones de personeros de las comunas de Villa Canales, Mixco, San Miguel Petapa y Amatitlán, se mencionó la participación de mujeres en estos grupos delincuenciales.

Las estadísticas de Mixco dan cuenta que seis de cada diez detenidos por vínculos con pandillas, son mujeres. Amatitlán por su parte hace esfuerzos por recuperar espacios públicos de convivencia familiar para alejar a estos grupos.

Mientras que el alcalde de San Miguel Petapa, Luis Alberto Reyes, resaltó que detrás de cada tienda extorsionada, se evidencia la presencia de pandillas. Para abordar el tema, propuso invertir en la niñez para cortar la “sangre vital” que mantiene con vida ese flagelo.

Etiquetas: