Martes 21 DE Mayo DE 2019
Nación

CSJ confirma: viernes 13 sí hubo fuga de información electrónica de operativos para capturas, pero no se filtró en tribunales

Fecha de publicación: 23-04-18
Por: Tulio Juárez

Magistrado Baquiax, presidente de la Cámara Penal, garantiza que ninguna autoridad judicial participó en ese hecho.

Que sí hubo fuga de información relacionada con tres órdenes electrónicas de captura giradas en relación a la compra de un lote de ambulancias para el IGSS por Q40 millones, así como la contratación de un sistema SAT que costó Q250 millones 880 mil, ha confirmado el presidente de la Cámara Penal, Josué Felipe Baquiax, quien sin embargo garantizó que tal filtración no ocurrió en tribunales.

Dos supervisores encargados de investigar lo ocurrido, refirió el magistrado esta tarde, han concluido “que sí hubo fuga de información, pero esta no se dio en el Organismo Judicial”, y que también determinaron “que tanto el juez como los auxliarres del Juzgado Décimo de Primera Instancia (…) no participaron en los hechos”. Además, hicieron dos recomendaciones al respecto.

Ese día la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) dijo que “la filtración salió del Ministerio de Gobernación y la PNC, debido a que cuando llegaron a los allanamientos sabían sobre las diligencias, un día anterior”, al extremo que en uno de los inmuebles únicamente estaban los abogados. Por ende, falló la localización de Henry Madrid, Carlos González y Juan Carlos Hernández.

Uno de los consejos de la supervisión judicial, precisó Baquiax, consiste en que sea creada una mesa técnica entre las instituciones que firmaron el convenio para buscar un mecanismo electrónico de eficiencia en las órdenes de aprehensión y que involucraba a la Fiscalía que las solicita, el juez que las emite y la Policía Nacional Civil (PNC) que las ejecuta.

¿Cómo funcionaba?

El funcionamiento del sistema –ahora suspendido– es sencillo: El Ministerio Público pide la detención de una o de las personas, el juzgador verifica la información y firma digitalmente la o las órdenes, es o son depositadas en el casillero electrónico y se transfiere a la Dirección General de la PNC. Asimismo, las firma un juez estrictamente activo, no en periodo vacacional ni suspendido.