Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Nación

Resoluciones de Sala de Alto Impacto ya no serán públicas

Las acciones que se planteen fuera de audiencia en casos llevados por los Juzgados de Mayor Riesgo ya no serán públicas hasta que cobren firmeza.

Fecha de publicación: 27-03-18
Las acciones planteadas en procesos La Línea, La Coperacha o TCQ, no serán públicas. Por: Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

La secretaria de la Sala Primera de Apelaciones de Mayor Riesgo, Nicté Ochoa, informó a los medios de comunicación que por determinación de los magistrados ya no se ofrecerá información sobre las resoluciones que se conozcan en dicha instancia.

Según la secretaria, los magistrados realizaron un análisis a la Ley de la Carrera Judicial, que fue publicada en julio de 2016, pero entró en vigencia en noviembre de 2016, y determinaron que publicitar las resoluciones contravenía la misma, por lo cual optaron por guardar hermetismo a los procesos que conocen.

Ochoa admitió desconocer qué motivó a los magistrados para tomar esa decisión, pese a que la ley tiene casi un año y medio de estar vigente.

Se intentó abordar a la presidenta de la Sala, Anabella Cardona, pero se negó a  hablar sobre su decisión y remitió a los periodistas con la secretaria, quien señaló que “los magistrados solo giraron la instrucción hoy (ayer) aproximadamente a las 7:00 horas” y no tuvo “tiempo de preguntarles nada más”.

Las acciones planteadas en procesos, como los denominados Cooptación del Estado, La Línea, La Coperacha, TCQ, Plazas Fantasma, entre otros, no serán publicitados.

A la secretaria también se le preguntó si la disposición de la Sala había sido adoptada por la resiente resolución de dos amparos en el caso que involucra al general de brigada Erick Fernando Melgar Padilla, pero reiteró que no tenía más información.

Consejo avala la decisión

En esa Ley también se estipula que el órgano responsable de velar por el cumplimiento de la misma es el Consejo de la Carrera Judicial (CCJ), para lo cual se podrán auxiliar de la Junta de Disciplina Judicial, la Supervisión General de Tribunales, entre otras.

El presidente del CCJ, Carlos Guerra, dijo que los jueces y magistrados no tienen que dar explicaciones ni opiniones porque violentarían el Artículo 29, literal F de la Ley. “Los jueces y magistrados que no quieran dar opinión tienen fundamento legal en la prohibición de emitir opinión en los casos que conozcan o deban conocer”, aseguró.

Además, Guerra indicó que no se violenta el principio de publicidad, ya que las audiencias y las resoluciones emitidas en las mismas continúan siendo públicas –con excepción de las que involucren a menores o tengan reserva legal–, pero que los fallos que se resuelvan fuera de audiencia podrán ser publicitadas hasta que las mismas cobren firmeza.

Mientras que el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Luis Fernández Molina, consideró que a pesar de que la legislación actual no ha definido hasta dónde los procesos judiciales son públicos o públicos solo para los interesados, la disposición de la Sala sí violenta tal principio.

“Parece extraño que más de un año después de que entre en vigencia la Ley tomen esta decisión, por lo que los magistrados deben explicar el por qué del cambio, y en esa explicación tendrán que admitir que estaban haciendo algo mal”, aseveró el exmagistrado.

Asimismo, dijo que si determinan que la publicidad de los procesos es solo para los interesados en los mismos, los casos de corrupción tendrían que seguir siendo publicitados porque involucran el mal manejo de los fondos de los guatemaltecos.

“Si la disposición de la Sala es adoptada únicamente por ellos se presta a un subjetivismo que no es congruente con la uniformidad que debe existir en los procesos judiciales”, dijo Fernández Molina.

Debían informar sobre incidente

La Sala había citado para conferencia de prensa para informar sobre la resolución de un incidente de incompetencia presentado por el exmandatario Otto Pérez Molina, en el que señalaba que el juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, no era competente para conocer el caso de defraudación aduanera en el que se le involucra –La Línea–. Pérez Molina aduce que cuando se puso a disposición de los tribunales de justicia por su involucramiento en el caso todavía ostentaba el puesto de presidente.

“Los magistrados deben explicar el por qué del cambio, y en esa explicación tendrán que admitir que algo estaban haciendo mal”.

Luis Fernández, exmagistrado.

Etiquetas: