Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Nación

“La tragedia del Hogar Virgen de la Asunción, podría volver a pasar”

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas, Zeid bin Ra’ad al-Hussein, emitió ayer su informe anual sobre derechos humanos. La representante en Guatemala de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Liliana Valiña reflexionó sobre la “encrucijada” en que se encuentra el país, en donde las distintas autoridades del Estado tienen que decidir sobre avanzar o retroceder.

Fecha de publicación: 22-03-18
Por: Cindy Espina elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

¿Cuál es la piedra angular que haría que el país tome el camino correcto?

– Por un lado, la elección del nuevo Fiscal General del Ministerio Público, es un elemento importante para los avances que se ha dado en la lucha contra la corrupción e impunidad y que ayuda mucho al cumplimiento de los derechos humanos. El Alto Comisionado también señala en su informe a los sectores que les preocupan estos avances y que quisieran que Guatemala no cambie.

¿A quiénes se refiere el Alto Comisionado?

– Son grupos que han sido afectados por las investigaciones de corrupción. Es decir, aquellos que se ven afectados porque no han contribuido a este cambio de país hacia un rumbo más inclusivo. Pueden ser sectores parlamentarios, privados y de organizaciones de sociedad civil. El Alto Comisionado se refiere al llamado “pacto de corruptos”, como los responsables de intentar impedir los cambios y que eso explica la agenda legislativa regresiva.

¿El Alto Comisionado ve en este grupo al presidente Jimmy Morales?

– Él no hace ninguna valoración sobre el presidente de la República. Nuestra función no es hablar de manera individual de las personas, sino como Estado y ver cómo en sus decisiones permiten que las personas ejerzan sus derechos.

 

Hay instituciones que han hecho esfuerzos, que trabajan y que se comprometen con ese avance. Lo que sí hemos visto que hay poca articulación en las instituciones del Estado, como ejemplo de esto, vemos que hoy en día podría volver a pasar la tragedia del Hogar Virgen de la Asunción.

¿A que agenda legislativa regresiva, a qué iniciativas de leyes se refiere en concreto?

– Tipificar a las manifestaciones como actos de terrorismo; en el caso de los derechos de las mujeres, se encuentra la de proponer procesos rápidos en las investigaciones de violencia en contra de las mujeres, niñas y víctimas de trata. La propuesta dice que estos procesos judiciales pueden ser abreviados y así generarían riesgo para las víctimas.

Sobre la tragedia del Hogar Virgen  de la Asunción ¿qué debió cambiarse?

– El Estado tiene una serie de normas bastante buenas, sin embargo, hay algunos elementos normativos que todavía se necesitan transformar y no se han hecho. Hay reformas de ley, así como implementación de programas de respuesta a las víctimas. Esto porque se necesita una reparación para las niñas víctimas que sobrevivieron y a las familias de las niñas que murieron. Tampoco hubo cambio en establecer que la institucionalización es el último recurso para los menores de edad.

Hay una mirada totalmente de estigmatización a las niñas víctimas del incendio en el Hogar Virgen de la Asunción, por considerarlas pobres.

¿Cómo se observa la situación de libertad de expresión en Guatemala?

– Uno de los temas que se toca en el informe anual es el impedimento de ejercer de manera independiente su trabajo, ya sea como periodistas, medios de comunicación, jueces, fiscales, magistrados o defensores de derechos humanos.

¿Porque no se cumple?

– Hay una insuficiente cultura de derecho y legalidad. Cuando uno tiene una cultura de derecho, uno respeta la diversidad y entonces se ve el papel que tienen estas personas al emitir su opinión. Es fundamental la cultura de derecho y la cultura de tolerancia ante la diversidad de opiniones.

 

Etiquetas: