Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Nación

El hospital de Villa Nueva costará Q145 millones más de lo previsto

Así resultó beneficiada una empresa señalada de financiar, de manera ilícita, la campaña electoral del ahora presidente Jimmy Morales.

Fecha de publicación: 20-03-18
Los aportes no reportados por la empresa Cocisa, al partido de gobierno, ascienden a Q229 mil 800, según las autoridades. Por: Ferdy Montepeque elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La construcción del hospital de Villa Nueva, situado en el kilómetro 21.5 de la ruta al Pacífico, estuvo marcada por errores de planificación y modificaciones contractuales que provocaron el incremento del monto original para la construcción y equipamiento de la obra, pues de Q186.5 millones se elevó a Q331.5 millones. Siete años tardó el proyecto en ser terminado y entre 2015 y 2016 estuvo detenido por 14 meses porque no contaba con fuente de financiamiento; además, se aprobaron modificaciones a la estructura, las cuales no estuvieron contempladas en el inicio.

El principal beneficiado con el incremento fue el consorcio de empresas Abantia Instalaciones, S.A. y Compañía Constructora de Obras Civiles, S.A. (Cocisa), al cual el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) le adjudicó la edificación y equipamiento del hospital en junio de 2010. La cartera de Salud no publicó en Guatecompras el contrato original 04-2011, tampoco las siete modificaciones de este. Además, en la licitación identificada con el número de operación 1325507 no constan las bases del concurso ni las especificaciones técnicas de la obra.

Pero el proceso tiene otros cuestionamientos. Según la resolución 341 del 27 de abril de 2011, firmada por el entonces ministro de Salud Ludwig Ovalle y la secretaria de Salud María Trejo, la construcción fue adjudicada a Abantia-Cocisa porque la junta calificadora evaluó su oferta como “la más baja” de las cuatro recibidas. Sin embargo, el contratista cobrará casi la misma cantidad propuesta por otros dos consorcios: Construcciones y Consultorías e Icuatro, ofertaron Q225.7 millones; mientras que Assignia Infraestructura y Eductrade, propusieron Q227.7 millones. La cuarta propuesta fue de FCC Construcción por Q455.6 millones.

A solicitud del coordinador del Programa de Fortalecimiento de la Red Hospitalaria Manfredo Ranier, el 27 de agosto de 2015 se aprobó la primera modificación al monto del proyecto: se estableció que Q179.4 millones se destinarían para la construcción del edificio y Q7.1 para la compra del equipo médico. La adquisición de dicho equipo no se pudo comprobar porque el MSPAS y la empresa constructora no permitieron a elPeriódico, el ingreso a la obra “por cuestiones de seguridad”.

Un financista anónimo del FCN

La empresa Cocisa y el actual gobierno guardan una relación estrecha. Una investigación del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) reveló que el 22 de octubre de 2015 el Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) recibió dos cheques que sumaban Q229 mil 800 provenientes de una cuenta bancaria a nombre del exgerente y representante legal de Cocisa Jesús García Ibáñez y de Rafael Díaz Samos, otro socio de la compañía; pero dichos aportes –entre otros– no fueron reportados al Tribunal Supremo Electoral (TSE), por el partido.

Por el caso del supuesto financiamiento anónimo, el MP y la CICIG pidieron el año pasado retirarle la inmunidad al presidente Jimmy Morales –por haber fungido como secretario general del FCN-Nación–, pero el Congreso evitó que el mandatario fuera investigado. García Ibáñez fue quien firmó el contrato para la construcción del hospital de Villa Nueva y las prórrogas de este. El exgerente de Cocisa junto con Díaz Samos están ligados a proceso penal en el caso Construcción y Corrupción, señalados de entregar comisiones al Ministerio de Comunicaciones para el pago de deuda por obra pública.

A un mes de haber asumido la presidencia, el 16 de febrero de 2016, Morales y el alcalde de Villa Nueva, Edwin Escobar, visitaron el proyecto para supervisar la construcción. Poco más de un año después, el Ministerio aprobó la última modificación al contrato inicial mediante la cual se estableció que el monto total del centro hospitalario sería de Q219.5 millones después de la aprobación de órdenes de cambio y acuerdos de trabajos suplementarios.

Durante una semana, elPeriódico buscó la postura del consorcio Abantia-Cocisa para que explicaran el incremento de la obra y la relación que la empresa mantenía con García Ibáñez, pero no obtuvo respuesta.

Los números varían

Mario Figueroa, actual viceministro de Hospitales, explicó que la construcción no se inició a tiempo porque antes se realizaron ampliaciones al terreno que no se habían tomado en cuenta inicialmente y que además fue necesario realizar modificaciones en la estructura, loza y columna. El funcionario dijo en una primera entrevista con este medio: “se había calculado que el hospital iba a tener un costo de Q132 millones, esto fue subiendo y subiendo. Al final solo de la construcción son Q200 millones más Q105 millones de equipamiento; son alrededor de Q305 millones el costo de este hospital”.

Posteriormente, Figueroa dio un nuevo dato y dijo que solo la edificación de la obra costaría Q226.5 millones y justificó que “parte de lo que al principio hizo que se atrasara la obra fue lo fuerte del invierno que saturó mucho los suelos. Fue en 2012 que debió haberse iniciado, pero hubo necesidad de esperar y hacer algunos tratamientos; eso retrasó casi 14 meses”. El hospital fue financiado en parte con el préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) 1852/OC-GU, con valor de US$50 millones.

Figueroa agregó que el equipo médico será adquirido a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops), para lo cual se destinarán más de Q105 millones, es decir que el hospital costará Q331.5 millones, Q145 millones más de lo previsto en 2011. Un reporte de pagos realizado a Abantia-Cocisa obtenido por elPeriódico por medio de la Ley de Acceso a la Información Pública, da cuenta que hasta el 16 de febrero pasado el MSPAS le había pagado Q201 millones 56 mil.

 

Demoran entrega

 

En febrero pasado, el viceministro de Hospitales, Mario Figueroa, indicó que el centro asistencial de Villa Nueva sería entregado por Abantia-Cocisa el 14 de marzo; sin embargo, la directora de Comunicación del Ministerio de Salud, Suceli Girón, aseguró que la nueva fecha de entrega del hospital posiblemente será en septiembre. Durante tres semanas elPeriódico solicitó permiso al MSPAS para ingresar al recinto y observar la construcción; sin embargo, los requerimientos no fueron atendidos. Girón solo envió un correo electrónico con fotografías del establecimiento tomadas en marzo de 2016.

“Se había calculado que el hospital iba a tener un costo de Q132 millones, esto fue subiendo y subiendo. Al final solo de la construcción son Q200 millones más Q105 millones de equipamiento”.

Mario Figueroa, viceministro de Hospitales.

Q186.5

Millones contrato original.

 

Q331.5

Millones monto total.

 

Q105

Millones equipamiento.

Q201

millones 56 mil pagos al contratista (al 16 de febrero 2018).

Etiquetas: