Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Nación

Militar peruano declara en juicio por secuestro de los Molina Theissen

Fecha de publicación: 14-03-18
El MP acusa en este caso a Benedicto Lucas, Manuel Callejas, Francisco Luis Gordillo, Edilberto Letona y Hugo Ramiro Zaldaña. Por: Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

El exgeneral de Brigada y exjefe del Estado Mayor de Perú, Rodolfo Robles Espinoza, declaró como perito del Ministerio Público (MP) en el juicio por la desaparición de Marco Molina Theissen y el secuestro de su hermana Emma.

Después de realizar dos peritajes en 2001 y 2016, como perito militar, Robles concluyó que las tácticas militares utilizadas en su país y en Guatemala eran similares, por lo que el secuestro del menor en 1981 fue como medida de presión en contra de Emma, quien estuvo secuestrada y fue violada durante diez días, según la acusación de la fiscalía. El perito sostuvo que la fuga de Emma “causaba desprestigio para el sistema de inteligencia militar”.

“Emma, como encargada del Comité Regional de Occidente de la Juventud Patriótica del Trabajo (JPT), era muy importante para la institución, por lo que el comandante de la zona no podía dejar de informar al jefe del Estado Mayor del Ejército”, declaró Robles después de responsabilizar a Benedicto Lucas García de su secuestro.

Además, señaló que el Estado Mayor de esa zona militar era quien designaba el espacio para encerrar, ocultar y violar a las víctimas señaladas como subversivas o enemigos internos. El secuestro y la violación individual y colectiva era una táctica común para realizar las sesiones de interrogatorio, y Emma, al ser considerada subversiva representaba una “fuente de información muy valiosa. En ese momento se podía obtener mucha información”, concluyó el experto.

El perito sudamericano también coincidió que por ser altos mandos del Ejército de Guatemala, Lucas y Manuel Callejas sabían de las operaciones que ejecutaban los denominados “Grupos de comando”. En su país, Robles denunció incluso la existencia de un escuadrón de la muerte durante el gobierno de Alberto Fujimori, por lo que fue obligado a abandonar Perú.

Narra desaparición

En la audiencia también testificó Adriana Portillo-Bartow, para que describiera el patrón de los militares para ejecutar la desaparición de menores. Asimismo, narró la forma en que detuvieron ilegalmente a su padre y desaparecieron a seis familiares durante el conflicto armado interno.

Según Portillo-Bartow, su padre fue detenido en su lugar de trabajo y posterior a ello allanaron su residencia, donde se encontraba su hermana, sus dos hijas, su cuñada y su madrastra, quienes fueron sacadas en un picop y tapadas con una lona.

“Los vecinos dijeron que escucharon a unas mujeres pedir ayuda, pero el Ejército reportó que en la casa de mi padre no había nadie, solamente armas y materiales explosivos”, relató.

Ausente en  el juicio

El general retirado Manuel Benedicto Lucas García se ausentó del debate oral aduciendo que sufre de neumonía y se encuentra aislado en el Centro Médico Militar, por lo que el presidente del Tribunal de Mayor Riesgo C, Pablo Xitumul, resolvió que tenía que ser evaluado por un médico del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Etiquetas: