Viernes 24 DE Mayo DE 2019
Nación

Canciller Sandra Jovel en el banquillo de los acusados del Congreso por tema CICIG / Iván Velásquez

Interpelación a ministra de Relaciones Exteriores promovida por el Frente por la Transparencia no tiene mayores posibilidades de obtener la aprobación del voto de falta de confianza para ella, pero sí de evidenciar su incapacidad, según los cuestionantes.

Fecha de publicación: 08-03-18
Fotos: José Luis Pos Por: Tulio Juárez

El juicio político a la ministra Sandra Érica Jovel Polanco ha comenzado en el Congreso de la República para que responda acerca de sus conocimientos de la política exterior del Estado y, fundamentalmente, el porqué su gobierno ha pedido a Naciones Unidas el cese de la gestión del colombiano Iván Velásquez Gómez como Jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

La interpelación es llevada adelante por el diputado Raúl Romero, del Frente por la Transparencia, abucheado en el hemiciclo por los parlamentarios del gubernamental bloque FCN Nación porque solicitó al pleno guardar un minuto de silencio por las 41 víctimas mortales del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, hoy hace exactamente un año y en coincidencia con el Día Internacional de la Mujer.

El legislador ha consultado a la canciller si el Gobierno y el despacho de Relaciones Exteriores tienen definida una política contra la corrupción, a lo cual –entre otros aspectos difusos– contestó que al respecto del tema Guatemala ha suscrito diversidad de convenios internacionales. La segunda interrogante fue sobre las funciones legales de RR. EE. Y contesta leyendo partes de leyes vigentes.

Pero previo al arranque del enjuiciamiento, la funcionaria fue “agradada” por el diputado oficialista Estuardo Ernesto Galdámez, amante del exhibicionismo en ese recinto, quien se aproximó a la curul desde donde debía ofrecer las respuestas… y le entregó una rosa con motivo de la efeméride de la mujer en el mundo. Ella lo agradeció con amplia sonrisa y un abrazo.

El procedimiento legislativo sigue su curso y aunque el Frente por la Transparencia no tiene mayor posibilidad de obtener la aprobación del pleno un voto de falta de confianza para ella, sí persigue poner en evidencia su incapacidad. Otros puntos del cuestionario son sobre el reclamo territorial a Belice y lo referente a la atención gubernamental al tema de los migrantes guatemaltecos en el exterior.

Jovel asumió el despacho titular de la Cancillería el 27 de agosto del año pasado en reemplazo de Carlos Raúl Morales, quien fue defenestrado luego de haberse negado a estampar su firma en el acuerdo presidencial mediante el cual Jimmy Morales no solo declaraba “no grato” al comisionado Velásquez, sino ordenaba su inmediata expulsión, pero la Corte de Constitucionalidad se lo prohibió.

El 1 de febrero anterior la ministra viajó a Nueva York donde en la sede de Naciones Unidas fue recibida por el secretario general de la organización global, António Guterres, a quien oficialmente a nombre del gobierno de Guatemala le pidió la destitución del responsable de la CICIG, pero ha sido evidente que la obsesión del Ejecutivo es deshacerse de Velásquez.