Martes 22 DE Mayo DE 2018
Nación

Denuncian depredación de bosque en Punta de Manabique, Izabal

El Conap señala que son ocho caballerías, sin embargo, la zona luce depredada en grandes extensiones.

Fecha de publicación: 24-02-18
Varios árboles talados evidencian las fotografías tomadas por las personas que participaron en la inspección del área. Por:  Redacción elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

 La Gobernación de Izabal ordenó una inspección en la localidad La Graciosa, en el área protegida Punta de Manabique, donde se denunció la tala desmedida de especies Santa María y San Juan, declaradas en peligro de extinción y se estableció que al menos ocho caballerías de bosque han sido devastadas.

Los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que realizaron la inspección, se hicieron acompañar por vecinos de lugar y reportaron la deforestación de varias caballerías de montaña. Lugareños expresaron que temen por sus vidas tras salir a luz la denuncia.

Se informó que un grupo de campesinos ingresa a terrenos privados para talar y posteriormente vender las maderas finas que extraen en embarcaciones, así como cientos de quintales de carbón que es procesado por los moradores. Denunciaron que tras la tala de extensas áreas, construyen corrales para la crianza de ganado bovino.

Los agentes de la PNC informaron que durante el recorrido observaron varias viviendas a la orilla del área que tienen construidos hornos artesanales que son utilizados para procesar la madera y convertirla en carbón.

Residentes indicaron que se saca cada 15 días un total de 150 costales de carbón, y 200 pies cúbicos de maderas preciosas, a bordo de pequeñas embarcaciones. La presencia de las autoridades correspondientes como el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) es nula en el área y vinculan a los depredadores con personeros de dicha institución.

“Tenemos miedo que nos pase algo, denunciamos a las autoridades y esperamos que no nos traiga problemas, es injusto que se estén robando la madera para realizar esto, sabemos que hay necesidad, pero las cosas hay que hacerlas justas, ellos tienen que pedir los permisos respectivos”, expresó un líder comunitario que pidió el anonimato.

 

La información que proporcionaron los vecinos del lugar, da cuenta que el saco de carbón que producen los mismos comunitarios cuesta Q45, transportan en una lancha una vez cada 15 días 150 sacos de carbón y cada viaje tiene un costo de Q6 mil 750.

La madera la trasladan en lanchas, la carga de 200 pies cúbicos tiene un costo de Q7 mil. Las embarcaciones salen dos veces por semana y si los pedidos son bastantes, pueden salir en más ocasiones.

El tercer negocio es el ganado bovino, ya que depredan las áreas y las convierten en corrales, con parte de la madera construyen viviendas para los guardias de seguridad y los corrales.

Actuarán con las autoridades

Hendric Acevedo, coordinador del área protegida Punta de Manabique, manifestó que en el lugar hay 6 mil personas viviendo, “se les extiende una licencia por familias para cortar árboles que no estén amenazados y los utilicen para hacer carbón, pero no para vender. Tienen prohibido deforestar y quemar las zonas para volverlas potreros, actualmente un aproximado de ocho caballerías son las deforestadas”, subrayó.