Martes 13 DE Noviembre DE 2018
Nación

Integrante del clan Lorenzana es condenado a cadena perpetua

Se trata de Eliú Alexander Lorenzana Cordón, hijo de Waldemar Lorenzana, “el Patriarca”, y quienes tenían estrechos vínculos con el cartel de Sinaloa.

Fecha de publicación: 23-02-18
Eliú Elixander Lorenzana fue capturado en noviembre de 2011 y extraditado hacia Estados Unidos en 2016. Por: Óscar F. Herrera oherrera@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

El guatemalteco Eliú Elixander Lorenzana Cordón, de 46 años, líder de una organización de trasiego de drogas con vínculos estrechos con el cartel mexicano de Sinaloa, fue sentenciado a purgar cadena perpetua en una prisión de Estados Unidos.

La sentencia fue dictada por la jueza federal Colleen Kollar-Kotelly, del Distrito de Columbia, quien estableció que el guatemalteco recibió en Guatemala entre 1996 y 2009, toneladas de cocaína procedentes de Colombia para luego ingresarlas y distribuirlas en Estados Unidos.

Lorenzana Cordón fue capturado en Guatemala en noviembre de 2011 y extraditado hacia Estados Unidos, en 2016 fue hallado culpable de los delitos de narcotráfico junto a su hermano y socio Waldemar.

Ambos habrían recibido, almacenado y distribuido varias toneladas de la droga para enviarla vía México hacia Estados Unidos. Los hermanos fueron incluidos en 2010 en la lista de narcotraficantes designados por el Departamento del Tesoro estadounidense. Por su parte el Departamento de Justicia manifestó su agradecimiento al Gobierno guatemalteco por acceder a la extradición del hoy condenado.

Quién es Eliú

Se trata de  uno de los hijos de Waldemar Lorenzana Lima, conocido como el Patriarca y que centraba sus operaciones en Zacapa.

Fue en ese departamento donde establecieron el clan Los Lorenzana, y se dedicaron por décadas a ser el contacto entre los carteles colombianos y el de Sinaloa en México, cuando el líder era el también detenido en ese país, Joaquín el Chapo Guzmán.

Para mantener vínculos con las autoridades, procuraron patrocinar a varios políticos de aquel departamento, así como a nivel nacional, asegurándose la inmunidad ante sus operaciones delictivas.

Raymond Donovan, agente especial de la DEA, indicó que esa agencia antidrogas se dedicó “incansablemente” para asegurar que Lorenzana fuera enviado a prisión “por una parte importante de su vida, por sus crímenes contra nuestro gran país”.

Desde el 8 de noviembre de 2011 cuando fue capturado, Elio Lorenzana guardó prisión en la cárcel militar de Matamoros, hasta su extradición el 30 de abril de 2015.

Con el cartel de Sinaloa  y Los Zetas

 Se sospecha que Los Lorenzana además de mantener estrechas relaciones con el líder del cartel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán, también tenían vínculos con el sanguinario brazo armado Los Zetas.

La DEA estableció que Eliú junto a su hermano Haroldo eran los encargados de la logística para recibir, inventariar y almacenar grandes cantidades de la droga, que tras ocultarla en sus fincas de Zacapa, Izabal y Petén era enviada hacia México.

Las influencias del clan Lorenzana alcanzaba altas esferas del gobierno, ya que en 1999, cuando Elio Alexander coordinaba en Retalhuleu el aterrizaje de un avión colombiano cargado con droga, fue capturado por las autoridades, pero nunca fue procesado.

Fue hasta el 21 de julio de 2009 que a solicitud de Estados Unidos, el Gobierno guatemalteco realizó una persecución para capturar a los integrantes de dicha estructura, sin embargo, los operativos no dieron con el acusado.

En enero de 2010, el Gobierno de Estados Unidos ofreció una recompensa de US$500 mil a quien informara sobre el paradero de el Patriarca y US$200 mil por cada uno de sus tres hijos. Sin embargo, el 26 de abril de 2011, el Patriarca fue capturado en un camino rural de El Jícaro, El Progreso, tras evadir a las autoridades durante más de nueve años.

 

“El Patriarca”

El 18 de marzo de 2013, Waldemar Lorenzana Lima, el Patriarca, fue extraditado hacia Estados Unidos donde se declaró culpable de los delitos de tráfico de drogas. Estados Unidos informó en marzo de 2016 que Lorenzana Lima, de 78 años, había salido de la cárcel el 20 de noviembre de 2015, año y medio luego de haber sido extraditado.

Según información, la defensa alegaba que Lorenzana Lima padecía de Alzheimer, por lo que las autoridades estadounidenses ordenaron exámenes y análisis para determinar su estado de salud mental. Hasta ahora no han notificado de una condena o su excarcelación y deportación hacia Guatemala.

Sobre Waldemar Lorenzana Cordón, hermano de Eliú, quien también fue extraditado en 2014 y declarado culpable de trasiego de droga, aún se desconoce la condena.

En tanto que, Haroldo Lorenzana Cordón, el otro hijo de el Patriarca, sigue prófugo de la justicia.

US$ 200

mil  ofreció EE. UU. de recompensa por cada uno  de los hijos de  el Patriarca.

Etiquetas: