Martes 25 DE Junio DE 2019
Nación

Aumento del pasaje, parte de la investigación de fraude del Transurbano

Fecha de publicación: 21-02-18
El Ministerio Público y la CICIG investigaron un fraude en el negocio de Transurbano durante el gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza.
Por: Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt

Los abusos en los cobros de pasaje en el Transurbano, por medio del Sistema Integrado Guatemalteco de Autobuses (SIGA), también son parte de las investigaciones que el Ministerio Público (MP) y Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), realizan por el supuesto fraude en la implementación de este servicio de transporte público durante el gobierno del expresidente, Álvaro Colom.

Esta información la dio a conocer ayer la organización Acción Ciudadana (AC), ya que fueron ellos los que interpusieron la denuncia, después de recibir reportes de usuarios del transporte público por medio de la aplicación Transporte Seguro. Las personas señalaron que el Transurbano les cobraba en ocasiones, de manera arbitraria, unos Q3 a Q5 de pasaje de su tarjeta prepago SIGA, cuando la tarifa fija es de Q1.10 por viaje, explicó Gabriela Ayerdi, coordinadora del proyecto por parte de AC.

Edgar Guerra, defensor del consumidor de la oficina del Procurador de los Derechos Humanos dio a conocer las causas del por qué fue retirado el sistema prepago SIGA del Transmetro. Según Guerra esto se dio en 2016, después que la Contraloría General de Cuentas (CGC) le recomendara a la Municipalidad de Guatemala romper el convenio con el SIGA, ya que estos debían trasladarle el dinero recaudado de pasaje cada tres días aproximadamente, sin embargo, esto no sucedía y a veces se demoraban hasta más de un mes. La versión que dio la municipalidad a este hecho en su momento, fue que retiraron el sistema prepago porque la comuna se negó a subir el costo del pasaje a Q4.

En malas condiciones

Los abusos en los cobros no fue lo único reportado, AC y el Defensor del Consumidor, también señalaron que solo el diez por ciento de los 3 mil 500 buses, que deberían funcionar, se encuentran en circulación en la Ciudad de Guatemala, lo cual hace aún más difícil la situación para las personas que a diario utilizan ese transporte.

Ayerdi explicó que la Municipalidad de Guatemala y el Gobierno no hacen los esfuerzos suficientes para controlar y renovar el sistema de autobuses urbanos, los cuales actualmente dan un mal trato a los pasajeros, además que incumplen con los requisitos para circular, ya que la mayoría están en condición de “chatarra”.

El Defensor del Consumidor, indicó que, si los dueños del transporte colectivo, pagaran los casi Q600 millones en impuestos anuales, muchos de los problemas del control e implementación del transporte público podrían ser solucionados.

Sin rastro de los propietarios

El Sistema Integrado Guatemalteco de Autobuses (SIGA) o sistema prepago por medio de tarjeta, también pertenece a los empresarios dueños del Transurbano, que son los que dirigen la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos (AEAU). El expresidente del Transurbano y de la AEAU, Luis Gómez y ex vicepresidente de esta empresa, Rudy Leonel Maldonado tienen orden de captura y se encuentran prófugos de la justicia.