Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Nación

Caótico y colapsado “transporte público”, un negocio redondo de hasta US$57 millones en subsidio anual

En ciudad de Guatemala –y áreas de influencia– el servicio de pasajeros está copado en un 90 por ciento por autobuses en pésimo estado y microbuses clandestinos, advierten Transparencia Internacional, Procuraduría de Derechos Humanos y Acción Ciudadana.

Fecha de publicación: 20-02-18
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Los subsidios anuales concedidos por el Estado han transformado al transporte público capitalino –que en la práctica no existe– en un negocio redondo de hasta US$57 millones, pese a que es no solo caótico sino desde hace años colapsó, han advertido ese martes organizaciones preocupadas por la crisis derivada de la cooptación de que ese sector ha sido objeto desde el siglo pasado.

El diagnóstico de la realidad imperante en la ciudad de Guatemala y municipios adyacentes ha sido puesto en evidencia hoy en conferencia de prensa al analizar la necesidad de reestructurarlo por Edgar Guerra, de la Defensoría del Usuario del Transporte Público de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), Manfredo Marroquín y Gabriela Ayerdi, de Acción Ciudadana (AC), y Zoe Reiter, de Transparencia Internacional(TI).

AC ha determinado que, de hecho, el servicio público ha colapsado por completo, ya no lo hay como tal, al extremo de que apenas el diez por ciento de dicho parque vehicular es “legal”. Lo anterior implica, según estudios de la Magistratura de Conciencia, que ha sido sustituido en el restante 90 por ciento por buses en pésimo estado y microbuses “piratas” o clandestinos.

Marroquín mencionó que actualmente los usuarios no cuentan ni siquiera con el diez por ciento de las 3 mil 500 unidades autorizadas para circular, y sugirió a la población en general reportar los problemas de cobros tarifarios ilegales, abusos de pilotos y ayudantes, así como la falta de camionetas. Para facilitar esa opción, Acción Ciudadana trasladó hoy a la PDH su plataforma digital.

Tal mecanismo ha permitido a AC a partir del 2016 canalizar nada menos que 12 mil 209 denuncias al respecto, precisó Ayerdi. Mientras tanto, Reiter expuso la necesidad impostergable de promover una reestructuración total en la prestación del servicio público de transporte en la capital –partiendo de los casos de corrupción recién conocidos con el tema del Transurbano–.

En cifras

–       En los años setenta el subsidio del gobierno a los autobuseros ascendía a aproximadamente Q600 mil por mes.

–       A partir del 2008-2009, durante el régimen de Álvaro Colom, esa asignación presupuestaria sumaba los Q1,474 millones.

–       Lo anterior equivaldría a que entre 2008 y 2014 la erogación sumó los Q35 millones mensuales.

–       En el gobierno de la UNE se dirigieron Q270 millones para comprar 3 mil 150 buses del sistema prepago y solo se ingresaron 400.

–       Por ese negocio guardan prisión preventiva el exmandatario y al menos nueve integrantes de lo que fue su gabinete.

–       El subsidio no trajo mejoras al servicio, empeoró, ya que hoy de los

–       3 mil 500 del Transurbano solo hay alrededor de 550.

Etiquetas: