Sábado 23 DE Marzo DE 2019
Nación

Jóvenes “dreamers” a la deriva en Estados Unidos

Senadores estadounidenses concluyeron la semana sin conseguir acuerdos sobre la forma cómo debe ser encausada una Reforma Migratoria. Los “dreamers”, fueron el centro de tres negociaciones políticas, pero ninguna prosperó. El Senado tiene hasta el 5 de marzo para definir una propuesta que mantenga vigente el programa DACA y que esta sea aceptada por el presidente Donald Trump.

Fecha de publicación: 19-02-18
El Senado dejó pasar la oportunidad de defender la vigencia del DACA y retomar las propuestas de una Reforma Migratoria real y justa. Por: Claudia Méndez Villaseñor cmendezv@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Al menos, 17 mil 700 jóvenes guatemaltecos registrados en el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA en inglés) y otros 21 mil 558 aspirantes, corren riesgo con sus familias de ser deportados a Guatemala luego de que la semana pasada el Senado de EE. UU. no alcanzó consensos en las propuestas encaminadas a proteger a los dreamers. soñadores es el nombre que recibieron en 2012 quienes aceptaron los beneficios del DACA.

A la fecha, en el DACA están registrados, 689 mil 800 adolescentes y jóvenes indocumentados, según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración. Sin embargo, el Instituto de Políticas Migratoria (MPI en inglés), consideró que hay por lo menos otros 1.9 millones de menores de 31 años que podrían aplicar a los beneficios de este programa (permiso de trabajo temporal válido por dos años, seguro social y seguro médico), pero dadas las condiciones actuales en EE. UU. prefieren mantener un estatus irregular.

La semana pasada el Senado estadounidense conoció tres propuestas relacionadas al tema migratorio con los dreamers como centro de las negociaciones, pero ninguna consiguió el apoyo de los legisladores, porque no abordaron el problema de manera integral, mencionó el guatemalteco Ben Monterroso, director ejecutivo de Mi Familia Vota, una organización pro migrante con sede en Arizona, California, Nevada, Texas, Florida y Colorado.

Los soñadores fueron el centro de las discusiones legislativas, a manera de pretexto, señaló Monterroso. “El presidente Trump impulsó una campaña racista antimigrantes, por eso era de esperar lo que sucedió en el Senado, un juego político. Pero lo que no advierten es que en este juego político hay vidas que se perjudican”, afirmó el líder migrante.

“Trump cerró el DACA y ahora quiere que un Congreso infuncional resuelva un problema de más de 20 años”, añadió. “Está interesado en no resolver el tema migratorio”, agregó.

Según Monterroso los senadores dejaron de considerar algunas soluciones que son bipartidistas, que existen pero que han sido ignoradas. “En 2013, con 68 votos quedó aprobada una Reforma Migratoria pero se opuso a esa votación la Cámara de Representantes. En el Senado puede pasar algo, pero quién sabe lo que ocurra en la Cámara de Representantes, cuando el presidente Paul Ryan es el republicano de mayor rango, después de Trump”, añadió.

“Estamos en una encrucijada, pero no vamos a dar marcha atrás. Mientras no tengamos a nuestro favor el poder político”, señaló.

En ese sentido, Monterroso espera que en la elección de noviembre para elegir al 33 por ciento de los senadores, un nuevo Congreso y al menos 30 gobernadores se consiga mayor apoyo a una Reforma Migratoria real.

Mientras tanto, resulta probable el incremento de las deportaciones y persecución a líderes que defienden a los migrantes, indicó Monterroso.

Sin tiempo

Marvin Otzoy, director ejecutivo de la Fraternidad Guatemalteca del Norte de Nevada y uno de los candidatos a dirigir el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua) opinó que la misma suerte de los ‘dreamers’ corren los migrantes indocumentados. “Por eso ellos son el objeto de las negociaciones”, dijo.

Sin embargo, las tres propuestas: recursos por US$30 millardos para construir un muro fronterizo y pagar guardias de seguridad; eliminar la Lotería de Visas y la migración en cadena, así como retirar fondos a las ciudades santuario son inaceptables, afirmó Otzoy.

“Lo que se mira es que los senadores avanzan poco en el tema porque no han encontrado una iniciativa que satisfaga al Presidente, que sea justa, y lo que Trump quiere son políticas duras. Allí se entrampa todo”, añadió.

El 5 de marzo es la fecha que ha fijado Trump para negociar la situación de los dreamers, pero, la próxima semana, el Senado se recetó vacaciones hasta el 26 de febrero. “En una semana es difícil que resuelvan algo, entonces para el 23 de marzo con el Cierre de Gobierno, otra vez, se desvía la atención del tema”, indica.

El analista político, David Quiroa, hijo de padres guatemaltecos, consideró  que sí el futuro del programa DACA queda en manos de la Corte Suprema de Justicia es probable que ese fallo se convierta en una ley. “Es mejor que tome la decisión sobre los dreamers porque sus decisiones se convierten en una legislación que debe ser respetada por los 50 estados. Sus fallos se vuelven parte del ordenamiento jurídico”, afirmó.

 

Sin  esperanzas

El guatemalteco Julio Villaseñor, fundador de la oficina S.O.S Inmigration International a Non-Profit Corp., en California, reconoció que los connacionales indocumentados en EE. UU. “tienen pocas esperanzas”.

“El debate en el Senado es por el DACA, no se habla de los TPS, ni de los padres de los dreamers, mucho menos de la legislación general que incluya a mexicanos y resto de nacionalidades (1.2 millones de guatemaltecos entre ellos)”, aseguró el líder migrante.

 

“Se necesitan 60 votos y llegaron a 54, lo que significa que no hubo acuerdos previos y eso complica la intransigencia de Trump. No se visualiza una solución a corto plazo”, aseguró.

2

Jueces federales fallaron en contra de la decisión del presidente Trump de cerrar el DACA. Por el momento, este programa está vigente.

Etiquetas: