Miércoles 15 DE Agosto DE 2018
Nación

Programas sociales no llegaron a áreas priorizadas por desnutrición

El Mides tuvo nula intervención en cinco áreas priorizadas en donde se registró la mitad de las muertes de menores por denutrición.  Y en otros departamentos la ayuda llegó hasta en diciembre.

Fecha de publicación: 09-02-18
Las transferencias condicionadas llegaron a algunos departamentos pero al final de 2017. Por: Cindy Espina [email protected]
Más noticias que te pueden interesar

Hasta ahora, la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan), ha declarado que en 2017, 111 niños menores de cinco años murieron por desnutrición, de los cuales ninguno se benefició del programa de Transferencia Monetaria Condicionado (TMC) del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

Los datos de intervención del Mides, en los cinco departamentos priorizados para combatir la desnutrición, es del cero por ciento, y es en  estos departamentos en donde se registra la mitad de las muertes de niños. En el resto de comunas la ayuda llegó tarde, debido a que la entrega se hizo en diciembre.

En cuanto el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, sí reportó entrega de alimentos en esos lugares, y Jacaltenango en Huehuetenango fue el más beneficiado con 2 mil 606 raciones de alimentos distribuidas. Solo Esquipulas y Olopa, en Chiquimula no recibieron ayuda de este tipo de parte del MAGA y reportaron un niño fallecido cada uno.

Alta Verapaz, Chiquimula, Quiché, San Marcos y Huehuetenango son los municipios priorizados por el alto nivel de desnutrición en niños menores de cinco años, siendo este último en donde más menores murieron, 26 en total.

El beneficio

Las transferencias monetarias de esa entidad son de Q300 y lo ideal es que se entreguen tres veces al año. Las madres beneficiadas tienen como condición llevar a sus hijos a los centros de salud, para que estos sean detectados con problemas de desnutrición y así puedan ser atendidos.

El actual titular de la Sesan, Juan Carlos Carías, explicó que una de las causas, la cual es constante en la falta de atención a menores de edad con este problema, es porque las madres y padres no registran a los niños, debido a que nacen en sus hogares y no los llevan a los centros de salud para que reciban su primera atención.

Carías indicó que aún investigan, si estos menores de edad tenían intervención del Estado, ya que la Sesan debía informar al Mides y al MAGA sobre una lista de niños en riesgo de muerte por desnutrición.

El número de muertos por desnutrición podría superar los 111, ya que cuando esto fue anunciado, el Ministerio de Salud Pública aún no terminaba la investigación de la causa de muerte de otros 43 menores de edad. A pesar de que indicaron que los resultados del análisis estarían durante la última semana de enero, hasta ahora la Sesan mantiene el mismo número de casos, detalló Carías en una breve declaración que dio sobre el tema a elPeriódico.

 Las destituciones 

Este tipo de resultados en el Mides, sirvió para justificar la destitución del exministro Ennio Galicia, quien indicó previo a ser despedido, que las transferencias monetarias no habían sido entregadas debido a que el Congreso obligó al Ministerio de Desarrollo Social a realizar un censo de beneficiarios antes de hacer entrega de recursos a cualquier usuario. Sin embargo, este requisito fue eliminado por la Corte de Constitucionalidad en julio de 2017, que fue el mes en que asumió Galicia como titular de esa cartera.

En enero también fue anunciada la destitución de Germán González como titular de la Sesan, esto después de anunciar una reducción del 10 por ciento de niños detectados con desnutrición aguda.

Más casos de desnutrición crónica

El Segundo Informe de Gobierno del presidente Jimmy Morales consigna que en 2017 se detectaron 60 mil 977 casos nuevos de desnutrición crónica en niños menores de cinco años. Los infantes afectados pertenecen a Huehuetenango, Quiché, Quetzaltenango y Chimaltenango. Estos menores de edad se suman al millón 52 mil 69 niños con desnutrición crónica que registra la Encuesta Nacional de Salud Materno Infantil 2014-2015). Aproximadamente el 46.5 por ciento de los menores de cinco años sufren dicho padecimiento.