Martes 15 DE Enero DE 2019
Nación

“Velásquez … está removiendo el cáncer de los pulmones de la sociedad” Ronald McLean, exalcalde de La Paz, Bolivia.

McLean aseguró que Guatemala tiene “ventaja” sobre los demás países del continente porque cuentan con una Fiscal General y un Comisionado contra la impunidad, independientes.

Fecha de publicación: 08-02-18
Por: Ferdy Montepeque
Más noticias que te pueden interesar

Previo a ofrecer su conferencia internacional “Islas de Integridad”  organizada por la Fundación Esquipulas y otras entidades, el exalcalde de La Paz, Bolivia, Ronald McLean, habló con ‘elPeriódico’ sobre la corrupción y sus factores, y cómo esta ha logrado convertirse en “sistémica”.

El martes  se dio a conocer un documento en el que el Gobierno reprochó a la ONU un “excesivo” uso de prisión preventiva ¿qué refleja esta actitud?

– Nuestras sociedades en general: Brasil, Bolivia, Guatemala… son premodernas, en el sentido que tenemos instituciones antiguas que tienen el ADN de la corrupción. Las sociedades modernas se han librado de aquello. En nuestros países la corrupción está generalizada, es sistémica, está en todo el cuerpo. Si bien es importante una intervención quirúrgica para remover los tumores más importantes, de ahí hay que pasar a un proceso de quimioterapia para combatir la infección generalizada del cuerpo social.

Entonces, obviamente la ventaja que tiene Guatemala sobre el resto de los países es que tiene un Comisionado y una Fiscal independiente que no tienen ninguna vinculación ni intereses creados en el propio país, sino que están realizando una acción de limpieza. Es un cirujano que está removiendo el cáncer de los pulmones de la sociedad y esto produce una resistencia, una crítica y una queja.

¿Por qué la figura del Comisionado genera tanta animadversión?

– Porque es el cirujano que ha venido a operar, y la gente le tiene miedo al cirujano y al dolor de la operación y al hecho de que obviamente va a destapar casos más extremos, me imagino, como los del Presidente anterior y la Vicepresidenta (Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti); obviamente la corrupción se ha alejado, ustedes han dado un gran paso. El paso legal, judicial y ahora hay que dar el paso a la reforma y a la modificación del Estado.

¿Cómo ve la actitud del Gobierno que es señalado por muchos sectores, que no es precisamente quien está abanderando la lucha contra la corrupción?

– No conozco bien la situación y no puedo opinar del aspecto político interno de Guatemala, sería un exceso de mi parte. Creo que se necesita voluntad política, firme para ir adelante en este problema porque aquí hay una gran intromisión del narcotráfico en el país y en las instituciones, y son intereses muy grandes y muy poderosos, entonces se necesita toda la fuerza de Estado y todo el apoyo que puedan tener de la comunidad internacional para vencer esas fuerzas. Otros países no tenemos CICIG, no tenemos ese apoyo.

¿Cuál fue el éxito de la metodología “Islas de Integridad”?

– Está basada en mi experiencia en La Paz, donde encontré una corrupción generalizada. La hiperinflación que hizo que toda la gente se involucrara en corrupción porque todos los sueldos cayeron a US$8 y US$10, apliqué una estrategia que funcionó muy bien y es uno de los pocos éxitos que se han logrado.

Con la colaboración y el apoyo, se ha desarrollado una metodología de éxito y a partir de eso nosotros capacitamos a facilitadores en cada país, en sus idiomas nativos. Es una estrategia para municipios y locales, pero que puede ser extrapolada para agencias y ministerios. Lo conceptos son los mismos.

Como era alcalde no tenía idea del sistema judicial boliviano; entonces tuve que idearme una alternativa para combatir y reducir la corrupción y prevenirla eventualmente. Concluimos que la corrupción no es una causa, sino un síntoma, un efecto y para combatirla no es suficiente ello, sino que ver cuáles son las causas de esta.

Si un niño tiene temperatura, ese es un síntoma que hay una enfermedad. Uno puede bajar la temperatura poniéndole los baños de agua fría; pero la enfermedad que tiene en algún lado no se le ha ido. Entonces, perseguir a los corruptos es perseguir a los síntomas.

Etiquetas: