Martes 16 DE Julio DE 2019
Nación

Trump nominará a exanalista de la CIA como máxima diplomática para América Latina

Varias fuentes confirmaron a Univisión Noticias que Kimberly Breier es la elegida por el gobierno para ocupar una oficina clave desde la que se dirigen las políticas de Estados Unidos hacia la región.

Fecha de publicación: 08-02-18
Por: David Adams / Univisión Noticias

El gobierno del presidente Donald Trump prevé nominar a la exanalista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y experta en México, Kimberly Breier, como secretaria adjunta de Estado en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, según le confirmaron a Univision Noticias fuentes familiarizadas con su selección.

Esa oficina es la responsable de implementar las políticas de EE. UU en América Latina, por lo que, de confirmarse su postulación y ser aprobada, Breier ocuparía el puesto clave en un momento de tensas relaciones con la región sobre la inmigración y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá.

La funcionaria elegida por Trump carece de experiencia en el Departamento de Estado, pero habla español y conoce bien la región donde ha trabajado extensamente, especialmente en México y el Cono Sur. “Es muy respetada, conoce la región y es muy competente”, le dijo a Univisión Noticias Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas (AS COA) en Nueva York.

Breier, que actualmente se encarga de la planificación de políticas del Departamento de Estado en el Hemisferio Occidental, formó parte durante 18 meses del personal del Consejo de Seguridad Nacional del presidente George W. Bush en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental.

Dejó ese puesto durante las dos presidencias de Barack Obama para dirigir la Iniciativa Futuros México- EE. UU. para el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS), grupo formado por expertos conservadores con sede en Washington DC. Allí, su trabajo consistió en proporcionar testimonio experto al Congreso sobre México, según su biografía. Tras esa experiencia, se unió al gobierno de Trump el verano pasado.

“Fuerte, brillante y versátil”

“Es excelente”, dijo Brian Latell, un analista retirado de la CIA que fue su asesor de tesis a mediados de la década de 1990 en la Universidad de Georgetown, donde obtuvo una maestría en Estudios Latinoamericanos. “Es muy fuerte, muy brillante y versátil, con un buen sentido del análisis prospectivo”, agregó.

Breier se licenció en lengua española en Middlebury College, una universidad privada de artes liberales en Vermont. Considerada republicana moderada, su elección fue bien recibida por algunos demócratas, y eso probablemente hará que su confirmación en el Senado sea relativamente sencilla.

“Es una republicana pragmática. Encaja perfectamente con las tradiciones bipartidistas de la política exterior estadounidense y la política exterior estadounidense hacia la región”, opinó, en declaraciones al diario The Miami Herald, Mark Feierstein, quien fue el director principal del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca para Asuntos del Hemisferio Occidental durante la presidencia de Barack Obama.

La noticia de la nominación de Breier, que fue inicialmente reportada por The Miami Herald y The Global Americans, se produce cuando el Secretario de Estado, Rex Tillerson, está terminando su primera visita larga a América Latina y el Caribe.

Según pudo saber Univision Noticias, Breier fue elegida entre una lista de candidatos que incluía al diplomático de carrera Francisco Palmieri, el actual subsecretario adjunto en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, Mauricio Claver-Carone, un experto en Cuba de línea dura, y el embajador Michael Kozak, asesor principal en el Departamento de Estado de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento, y exjefe de misión en La Habana.

“Ya es hora de que tengamos un candidato para la oficina”, dijo un experto de América Latina. “Ese puesto ha estado vacío durante un año y la moral en el departamento está en su punto más bajo”.

América Latina ha estado en los últimos meses especialmente golpeada por las renuncias del Departamento de Estado y las salidas forzadas. El principal diplomático estadounidense de carrera y especialista en América Latina, Thomas Shannon, quien fue subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental entre 2005 a 2009, anunció la semana pasada que planea renunciar.

En enero, el embajador de EE. UU en Panamá, John Feeley, presentó su renuncia diciendo que ya no podía servir a Trump. Pero no son los únicos.

El conocido zar antidrogas William Brownfield, exembajador en Colombia y jefe de la Oficina de Asuntos Internacionales contra el Narcotráfico y Aplicación de la Ley, renunció en septiembre, mientras que Lisa Kubiske, exembajadora de EE. UU en Honduras, también se fue ese mismo mes y el embajador de EE. UU en Haití, Peter Mulrean, renunció en febrero de 2017 tras estar solo 16 meses en su cargo.