Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Nación

Millonario faltante en municipalidad de Quetzaltenango

Fecha de publicación: 06-02-18
Por: Rolando Quemé  elPeriódico. 
Más noticias que te pueden interesar

Por este caso, el exalcalde Jorge Barrientos y exintegrantes de su concejo están arraigados desde enero de 2016 tras ser denunciados por el actual jefe edil Luis Grijalva. 

A Q8 millones 292 mil 475.07 asciende un faltante detectado en la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango, según auditoría efectuada en la tesorería de la misma; se revisaron alrededor de 100 mil folios, hoja por hoja.

Ese dinero corresponde al periodo 2006-2008 y se descubrió mediante el trabajo de cuatro años desarrollado por 12 auditores que revisaron las cuatro cuentas bancarias de la compañía de energía. 

Los hechos 

Inicialmente fue Q1 millón que la inspección interna habría hallado que faltaba, por lo que en ese entonces el Concejo presidido por Jorge Rolando Barrientos Pellecer denunció el hecho al Ministerio Publico (MP). Fue creada la Unidad de Auditoría Específica para investigar el paradero del dinero y se contrató los servicios de Marleny Guzmán para auditar los manejos en la Empresa Eléctrica del 2006 a 2008. 

El informe entregado al alcalde Luis Grijalva indica que el proyecto inició en el 2013, que las cuatro cuentas bancarias fueron depuradas el 100 por ciento, se explicó inconsistencias en las conciliaciones que no coincidían con los libros contables y los depósitos hechos por la municipalidad. 

¿Dónde está el dinero? 

Al iniciarse la revisión de los recibos que extiende la Empresa Eléctrica se comprobó que a vecinos morosos cuyas deudas ascendían a cantidades enormes, los empleados les rebajaban hasta un 50 por ciento y los ponían al día.

Sin embargo, en el siguiente recibo no aparecía el descuento operado, tampoco el dinero estaba en el banco ni había sido ingresado a la tesorería. Pero no solo los vecinos fueron sorprendidos, sino también varias empresas privadas. 

Marleny Guzmán, supervisora del Proyecto Depuración y Determinación de Saldos Bancarios de la Empresa Eléctrica Municipal, narró que el trabajo realizado durante 36 meses de depuración consistió en revisar cien mil facturas una por una, por banco, agencia, cajero, día y mes, a fin de cuadrar los cortes porque las recibieron revueltas.

Según el reporte de la Oficina de Acceso a la Información Pública, se “recibieron cortes certificados, no así las facturas”. Copia de este informe fue entregado al MP y el alcalde Grijalva, quien dijo que ahora corresponde a la fiscalía continuar investigando y deducir responsabilidades. Mientras tanto, restó importancia a convertirse en querellante adhesivo. “Haber presentado la denuncia es suficiente”, indicó. 

Investigación a medias 

El faltante de los Q8 millones 292 mil 475.07 corresponde al periodo del 31 de enero 2006 al 31 de octubre 2008. Los auditores empezaron a laborar del 22 de enero 2013 hasta el 31 de diciembre 2016. El trabajo se terminó el 6 de diciembre de este último año.

No se descarta que el problema continuó, ya que los presuntos autores del faltante siguen laborando en el departamento de Auditoría Interna, ya no se continuó revisando las cuentas porque el alcalde Grijalva canceló el trabajo del equipo de auditores, porque resultaba oneroso para la municipalidad, pues se pagó Q2 millones 500 mil en salarios y la comuna no ha recuperado nada, manifestó el funcionario al ser entrevistado. 

A la fecha la actual corporación difícilmente tenga las conciliaciones bancarias de 2012, año que finalizó la administración de Jorge Barrientos Pellecer, cuyos exintegrantes de corporación se encuentran arraigados por el Juzgado de Instancia Penal desde enero 2016. 

Julio Alfaro, fiscal del MP, declaró que la documentación está a cargo de la Unidad de Análisis Financiero, y que al tener el informe final entonces se determinará si hubo delito, aunque puntualizó que si se suspendió la tarea de los auditores es posible que se haya efectuado un trabajo a medias. 

Después de dos años que los exfuncionarios están arraigados, el Ministerio Público “aún no solicita la primera declaración de los presuntos implicados, solo ha solicitado ampliación de las medidas cautelares”, manifestó el secretario del Juzgado de Instancia Penal “B” de la ciudad de Quetzaltenango. 

Si los auditores se llevaron cuatro años realizando la revisión, se indicó, en cuánto tiempo el MP chequeará las 100 mil facturas, mas solo hasta entonces se sabrá quiénes pudieron haber sustraído los más de Q8 millones que no aparecen en las arcas de la tesorería municipal quetzalteca.

Etiquetas: