Miércoles 20 DE Marzo DE 2019
Nación

Un informe presidencial con sello militar

La seguridad de Jimmy Morales bloqueó los alrededores del Congreso con apoyo de la PNC y la Policía Militar.

Fecha de publicación: 15-01-18
Por: Pavel Gerardo Vega pvega@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Horas antes de que el presidente Jimmy Morales atendiera su cita en el Palacio Legislativo para brindar su Segundo Informe de Gobierno, la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS) bloqueó los alrededores para prohibir el paso de manifestaciones que pudieran incomodar al mandatario.

El resguardo del Congreso y del presidente Morales estuvo a cargo de la SAAS, la Guardia Presidencial (GP), la Policía Nacional Civil (PNC), la Policía Militar (PM) y las Fuerzas Especiales Policiales de la PNC. De acuerdo con el director de esta última entidad, Nery Ramos, el total de elementos policiales fue de 300, mientras que una manifestación que gritaba consignas en el perímetro, no alcanzaba las cien personas en su momento álgido.

 

Militares dispuestos a usar ametralladoras se apostaron cerca del Congreso.

El elemento llamativo de la jornada lo protagonizaron los elementos de la PM que custodiaban las bardas con macanas en las manos. También se registró la presencia de elementos kaibiles utilizados en la GP que portaban fusiles de asalto, de forma confrontativa, aportando a una imagen inusual para un acontecimiento del gobierno.

Consultado respecto de la presencia de la PM, el vocero del Ejército, Óscar Pérez, indicó que el Ministerio de Gobernación solicitó el apoyo de esa fuerza, aunque el director de la PNC, Nery Ramos, negó tal solicitud. “Aun en las manifestaciones masivas de la Plaza y en todo el país no hemos requerido ese apoyo, estamos claros de nuestra capacidad para la atención de expresiones ciudadanas”, aseguró.  La institución armada  asignó a 30 miembros de la Policía Militar. Argumentando cuestiones de seguridad no se dio a conocer cuántos integrantes de la SAAS y de la Guardia Presidencial fueron enviados a las calles ayer.

 

Varias cuadras fueron cerradas por el vasto operativo de seguridad gubernamental.

“Eso parecía una fuerza de choque”, dijo el exministro de Gobernación, Carlos Menocal. Álvaro Montenegro de JusticiaYa apuntó que la prohibición por parte de las fuerzas de seguridad para una manifestación libre manda un mensaje negativo.

Discurso y amenaza

El ambiente militar que se vivía fuera del Congreso, se apoyaba con palabras dentro del hemiciclo cuando el ahora presidente del Organismo Legislativo, Álvaro Arzú Escobar, expresó en su discurso de toma de posesión: “Las obligaciones son de orden moral, y por eso son más importantes que los derechos”. Además, el hijo del alcalde capitalino, Álvaro Arzú, añadió: “Vamos a escuchar a la ciudadanía, a la comunidad internacional y a los grupos organizados, pero no vamos a permitir que intenten decidir por nosotros, que traten de dictarnos qué debemos hacer, bajo medidas de hecho o de presión. Vamos a exigir respeto al trabajo del Poder Legislativo”, a lo que los diputados en el pleno aplaudieron y vitorearon.

 

Un ciudadano pidió que le permitieran pasar por una de las calles cerradas. No se accedió a su petición.

Jimmy Morales expuso en su discurso que “el poder debe ser ejercido por quienes fueron electos, no por presiones mediáticas o fácticas”, aludiendo a las críticas contra su gestión desde los medios de comunicación.

 

El Director de la PNC dijo que en ningún momento se pidió apoyo del Ejército.

Etiquetas: