Jueves 19 DE Abril DE 2018
Nación

Anders Kompass, el embajador incómodo para el gobierno

La Canciller criticó el discurso del nuevo embajador sueco, pero la funcionaria no especificó cuáles fueron las declaraciones que le molestan.

Fecha de publicación: 12-01-18
Kompass fue representante de la Oficina del Alto Comisionado en Derechos Humanos de la ONU, en 2007. Por: Ferdy Montepeque elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Horas después de que el embajador de Suecia acreditado en Guatemala, Anders Kompass, participó en una actividad, el jueves pasado, en la que anunció un nuevo aporte de US$9 millones a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), y en la que dijo que la corrupción está ligada a favoritismos en la distribución de servicios públicos; la canciller Sandra Jovel citó al diplomático a la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), en donde rechazó su discurso y le pidió explicaciones sobre este. La cartera, además, envió una nota de protesta a la embajada sueca.

Una fuente oficial dijo a elPeriódico que las declaraciones del diplomático generaron molestia a lo interno del gobierno porque en estas se generalizó a Guatemala como “una nación corrupta”; sin embargo, en la conferencia de prensa ofrecida el pasado jueves en la sede de la CICIG, Kompass hizo un análisis sobre la “definición estándar” de la corrupción en el plano internacional. Al respecto dijo que el problema (generado por la corrupción) está en las instituciones disfuncionales y no en las personas.

“Decir que la cultura es mala no está muy lejos de decir que la gente es mala y no creo que sea correcto, tampoco un buen incentivo para alcanzar los cambios. Por esto es más correcto decir que el problema son las instituciones públicas disfuncionales, no la gente. Los cambios institucionales deben ser de una naturaleza tan integral que no solo cambian la percepción de un individuo de cómo jugar las reglas del juego, en una sociedad corrupta sino también, y quizá principalmente, hay que crear la percepción de que otros en su situación también están dispuestos a cambiar su comportamiento. Esto en otras palabras exige una medicina fuerte, y creo que en Guatemala esta medicina se llama CICIG. Muchas gracias.”, dijo Kompass en su discurso el pasado jueves.

En Emisoras Unidas, Jovel aseguró que “Guatemala no tolerará ese tipo de comentarios y acciones” y agregó que “el embajador deberá de actuar de una manera distinta para tener una gestión armoniosa con Guatemala”; sin embargo, en la entrevista radial no se le cuestionó sobre cuáles fueron los comentarios de Kompass que generaron la molestia del gobierno, y por qué. La Canciller no accedió a dar una entrevista a este medio para ahondar sobre el tema; también se buscó la postura de la embajada de Suecia, pero una recepcionista dijo que la encargada de prensa estaba ocupada.

 

Jovel asumió como canciller el 27 de agosto de 2017, sustituyó a Carlos Raúl Morales, luego que en esa fecha Jimmy Morales declaró persona non grata a Iván Velásquez.

Gobierno intolerante

Aunque el método utilizado por el Minex para citar al embajador fue el correcto, de acuerdo con los protocolos diplomáticos; la actitud del gobierno envía un mensaje de “intolerancia” hacia cualquier tipo de comentarios por los que se sientan aludidos, consideró Edgar Gutiérrez, el excanciller y analista político.

“Esta es una actitud atípica (de un Gobierno) que solo se había visto en épocas de gobiernos dictatoriales. Uno de los cinco ejes anunciados por la actual administración era la transparencia y el lema del Presidente es ni corrupto ni ladrón, pero la transparencia no se ve por ningún lado. El primer paso para solucionar un problema es reconocerlo, pero si no se admite que hay corrupción, el discurso presidencial parece contradictorio”, agregó Gutiérrez.

Denunció violaciones a niños

Anders Kompass es considerado como uno de los diplomáticos con más experiencia que actualmente están acreditados en el país. En 2015 fue suspendido de su cargo en las Naciones Unidas por haber entregado un informe a fiscales de Francia que revelaba violaciones sexuales a niños africanos, cometidas por soldados franceses. Kompass presentó sus cartas credenciales al presidente Morales el pasado 12 de diciembre, pero no es la primera vez que el diplomático está en Guatemala. En 2007 se desempeñó como representante de la OACNUDH en este país.

“Los cambios institucionales deben ser de una naturaleza tan integral que no solo cambian la percepción de un individuo de cómo jugar las reglas del juego, en una sociedad corrupta sino también, y quizá principalmente, hay que crear la percepción de que otros en su situación también están dispuestos a cambiar su comportamiento”.

Anders Kompass, embajador sueco.

“El embajador deberá de actuar de una manera distinta para tener una gestión armoniosa con Guatemala”.

 

Sandra Jovel, canciller.