Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Nación

“Van a haber muchos jueves de CICIG y van a ir apareciendo nuevas demandas, y nuevos culpables” Héctor Rosada-Granados

Esta es una visión sobre los posibles escenarios políticos para el próximo año en Guatemala. De cómo se podrían reacomodar los grupos de influencia en el país antes de las próximas elecciones generales, en 2019.

Fecha de publicación: 29-12-17
Por: Ferdy Montepeque
Más noticias que te pueden interesar

Los reacomodos empezarán con la presentación de los casos penales anunciados por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) para inicios de 2018, dice el antropólogo, sociólogo y politólogo, Héctor Rosada-Granados. En el nuevo año la justicia se puede fortalecer o acelerar su deterioro, para lo cual el Congreso será determinante.

Rosada- Granados habla, también, sobre la estrecha relación del presidente Jimmy Morales y el Ejército, institución que conoce bien y su tesis doctoral Soldados en el Poder da cuenta de eso; es una investigación que explica cómo las fuerzas armadas entre 1944 y 1990 asumieron posiciones políticas y así superaron su mandato constitucional de defender al Estado.

¿Cómo cree que se comportarán los grupos de poder del país en 2018?

– Depende de cuál grupo de poder nos referimos, ya que distintas posiciones también implican distintos intereses; lo obvio determina que para “el gran capital” su comportamiento estará orientado, como siempre lo ha estado: en la mira de lograr “la reproducción ampliada de su capital” al costo que sea. En cuanto a las “estructuras de poder criminal” es de esperar que intenten repetir su accionar; buscar el control de mayores espacios y reproducir la corrupción, la impunidad, la narcoactividad, y las extorsiones, a fin de fortalecerse. Lo más probable será que todo ello determinará el crecimiento de condiciones adversas al bien común y a la calidad de vida de todos aquellos que durante siglos han sido víctimas de la subordinación y la pobreza, sin esperanza de que lleguen a darse los ejes principales del desarrollo social; la seguridad, justicia, salud, educación, trabajo digno, lealtad; y respeto a la desigualdad en condiciones de igualdad.

¿Por qué es importante que la población ponga especial atención en la elección del próximo Fiscal General y del Contralor General de Cuentas?

– Entre otras prioridades, es necesario y urgente percibir que nos amenaza la probabilidad de retomar los errores del pasado, neutralizar los avances registrados, y repetir el apoyo a quienes han sido los principales culpables de la crisis actual; al contrario, debemos identificar a quienes han servido al país con capacidad y honradez; elegir en los cargos estratégicos a quienes captemos como “las reservas morales de Guatemala”, en particular cuando se trata de la elección de quienes deberán conducir las posiciones más importantes para el desarrollo del país.

En 2018, un año preelectoral ¿qué posiciones se pueden esperar de parte del Ejecutivo y del Congreso?

– El Congreso es uno de sus tantos sirvientes de los grupos de poder; en 2018 va a tener un papel especial, a partir de lo que apruebe, o lo que no apruebe. Cuando uno piensa que el otro año es el preámbulo de la siguiente elección, entramos en un juego donde el Congreso tiene poco qué decir, pero donde tienen mucho qué decir los partidos.

Hay un procedimiento penal que se lleva de cola al actual presidente, por financiamiento electoral ilícito (…) el MP va a investigar y va a encontrar las verdades y las mentiras, pero el MP de ahora tiene un apoyo excepcional, la CICIG; y tiene una jefa del Ministerio Público genial, Thelma (Aldana). Estos dos se van a alimentar mutuamente de una buena investigación como lo han hecho y van a haber muchos jueves de CICIG, y van a ir apareciendo nuevas demandas y nuevos culpables y va a llegar un momento en que venga el MP y la CICIG y presenten una acusación legal en contra de quienes aparezcan implicados en la comisión de diversos delitos como actores intelectuales, ideológicos; entonces, el MP puede certificar lo conducente para continuar la investigación en contra de cualquier otro implicado.

Un primer componente para 2018 es ¿qué partidos van a seguir? Yo no le veo mucho futuro al FCN, ellos mismos no ven futuro, no quisieron presentar planilla para presidente del Congreso (…) Sabemos que el actual Congreso tiene dos bloques de oposición, ellos y la UNE son los dos grandes ¿qué va a pasar con las alianzas? Ese será el factor determinante el año entrante, los que ahorita han hecho alianza con FCN-Nación van a actuar separados de ellos. El 2018 puede ser un año que fortalezca la justicia, o puede ser un año que la siga deteriorando.

Hay quienes señalan al Presidente de la República de no promover acciones contra la corrupción ¿En qué posición está él?

– Con esas actitudes se han ubicado al margen de los espacios legales y legítimos, sin llegar a comprender que es el representante de la unidad nacional; que está obligado a entender lo que está pasando en el país. En lugar de ocultar y negar la existencia de la corrupción y la impunidad, debería abrir su mente para captar que durante el tiempo que lleva en el puesto que ahora ocupa, no ha sido el elemento de equilibrio y conducción que Guatemala necesita con urgencia.

 

¿Qué consecuencias ha dejado al país la crisis política por la declaratoria de persona “non grata” del jefe de la CICIG?

– Proyecta la imagen de un presidente que no comprende lo que significa la presencia de la CICIG en Guatemala y, mucho menos, de sus orígenes en los Acuerdos de Paz. Es posible que no comprenda que esos orígenes se ubican en el compromiso adquirido por el Gobierno de Guatemala de eliminar las bases de los cuerpos de seguridad ilegales y de los aparatos clandestinos, especialmente cuando se ha identificado y comprobado que es ahí en donde radican las raíces de la corrupción y la impunidad.

 

Pareciera que en su angustia por tratar de salvar a su hermano y a su hijo, asume la actitud de defenderlos a costa de anular la acción positiva del comisionado Iván Velásquez y, por contexto, de debilitar el funcionamiento de la actual Fiscal General y Jefa del Ministerio Público.

Con todo ello, planteó ante la comunidad internacional una imagen de ignorancia y complicidad, que vuelve a poner ante la crítica internacional a un país en donde priva la pobreza, el racismo, la segregación, y la falta de entendimiento nacional, que histórica y periódicamente hace pública sus frecuentes crisis, ante la ausencia de conducción para estructurar un gobierno de derecho en democracia; afortunadamente tenemos un Procurador de los Derechos Humanos que sí sabe lo que debe hacer.

 

¿Cree que Jimmy Morales terminará su mandato?

– Si sigue así… lo dudo. Lo lamentable es que todavía le quedan un par de años.

¿Lo ve conflictivo?

– Me asusta que le queden dos años, que sea alguien que no es capaz de manejar el país ni entender sus problemas. Las decisiones que ha tomado no han sido correctas; la rosca que tiene alrededor no lo ayuda en absoluto. Si van a seguir reproduciendo los dos años anteriores, toda la complejidad que va a generar en 2018 no la va a manejar él, sino que habrá alguien que la maneje y lo están haciendo para 2019. Entonces vamos a tener un presidente aguado, un outsider.

Veo en Jimmy a una persona timorata; no lo veo astuto ni estratégico. Ya cayó en la trampa que han caído muchísimos presidentes, esconderse. Primero de los medios de comunicación; pero, una cosa es que yo me esconda y otra es que pelee con ellos.

Otra manera es estar viajando permanentemente al exterior o generar el primer paso de obra pública. Lo hacen en espacios donde está el poder municipal, sí, pero es que los gobiernos municipales están en manos del narco (hace un gesto de preocupación), y entonces va a caer en esos espacios ¿me explico? Es lo complicado, él (Jimmy Morales) ha jugado en un pantano que no conoce y los que van detrás de él sí lo conocen. Si el problema de su rosca no es que sea tonta, no. Son listos y lo están utilizando.

 

¿Quiénes lo mantienen en donde está actualmente?

– Pareciera ser que su único soporte en este momento es el Ejército, definitivamente. Lo va a mantener –además– el capital conservador, ellos saben que siendo él la palabra más alta les ayuda a trasladarles a él cual es la palabra más importante.

 

Entonces, ¿cree que el Presidente tiene la idea de que el gobierno debe funcionar como un Ejército?

– No. Es que él no entiende cómo tiene que funcionar un gobierno, no llega a eso. Él lo que ve es que el Ejército es un cuerpo sistemático, no deliberante, entre comillas, porque toma las principales decisiones; pero fundamentalmente que es un cuerpo muy ordenado por dentro, tiene cadena de mando, tiene clarísimo qué se hace y qué no, es interesante.

Yo los veo y me da cólera porque he hecho varios peritajes para el MP. En pocas palabras, he visto la guerra por dentro, he visto las cabronadas que hicieron, cómo mataron, cómo ese aparato sirvió para hacer una cosa: genocidio (somata las manos y toma aire). Yo no lo puedo ver (al Ejército) con amor, o como lo ve Jimmy… está embriagado con ellos; tiene quien le diga, qué bueno lo que dijiste. Cuando uno está en el poder uno es guapo, cuenta buenos chistes, todos quieren salir con uno. Pero eso es temporal y falso.

“Yo no le veo mucho futuro al FCN, ellos mismos no ven futuro”.

“Los jueves de CICIG que vengan el año entrante, vienen contra el gobierno de Colom, y allí sí rompe totalmente equilibrios”.

“Veo en Jimmy a una persona timorata, no tiene mucho cacumen debajo del pelo; no lo veo astuto ni estratégico”.

“Yo no lo puedo ver (al Ejército) con amor, o como lo ve Jimmy… está embriagado con ellos”.

Etiquetas: