Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Nación

Jueces son presionados por redes de corrupción

Algunos abogados, principalmente en provincia, establecen alianzas con jueces y fiscales para procurar impunidad, según estudio.

Fecha de publicación: 28-12-17
El sistema de disciplina puede ser mal utilizado como mecanismo de presión hacia los jueces. Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La devolución de un vehículo consignado por las autoridades puede llegar a solventarse con una coima de unos Q15 mil sí el interesado contacta a uno de los actores implicados en algunas de las redes de corrupción que operan en el sistema judicial.

Ese es uno de los hallazgos del Observatorio de Independencia Judicial, que en noviembre pasado presentó un informe sobres las diversas presiones que enfrentan los jueces en el país, el cual se elaboró a partir de entrevistas con jueces e información confidencial.

Entre las amenazas externas están los ataques contra la vida de los juzgadores y la exposición a los alicientes indebidos, explicó Alejandro Rodríguez, coordinador del proyecto Independencia Judicial.

Impunity Watch, el Instituto de la Judicatura y la Plataforma Internacional contra la Impunidad forman parte de esta iniciativa.

La corrupción es vista como una amenaza –y de las más importantes explicó Rodríguez– porque el juez ya no está fallando a partir de los hechos y de la ley, sino por situaciones ajenas.

En algunos lugares, especialmente en el interior del país, las estructuras se desarrollan a partir de abogados, quienes establecen alianzas con jueces y fiscales, afirmó Rodríguez. Izabal, Petén, el nororiente y zonas fronterizas son algunas de las localidades con indicios de la operación de dichos grupos.

Control

La mayoría de estas estructuras, trabaja con jueces alineados y cuando no pueden alinear a alguno de la localidad, comienzan a hostigarlo por varias vías, por ejemplo, mediante los sistemas disciplinarios, tanto del Organismo Judicial (OJ) como del Ministerio Público (MP).

Si esa presión no es suficiente, se busca injerir en los órganos que pueden autorizar el traslado de los funcionarios que no se prestan a actos indebidos y, si no lo logran, los atentados contra la vida son la última opción, agregó Rodríguez. Dichos grupos buscan engancharse con las redes de operadores políticos locales.

¿Por qué los jueces no denuncian las presiones indebidas? Porque el sistema no les brinda las garantías de seguridad ni de permanencia en el cargo. Los nombramientos y traslados siguen siendo una facultad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y no mediante un sistema de promoción por méritos.

“No es tan fácil probar un tipo de presión indebida, a menos que se tenga alguna grabación, agregó Rodríguez. “A veces es palabra contra palabra”, manifestó.

 

Contra estructuras

Grupos del crimen organizado que operan en las fronteras se perfilan como usuarias de las redes de corrupción que operan en el sistema judicial. En diciembre, un juez de Izabal dictó medida sustitutiva a favor de dos guatemaltecos y dos mexicanos que fueron detenidos por trasladar US$1.2 millones en un hidroplano.

Etiquetas: