Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Nación

Juzgado de donde supuestamente salió orden falsa para liberar a capo mexicano, y el Sistema Penitenciario, son allanados por MP

Con condena de 28 años por tráfico de metanfetaminas, contrabando y lavado de dinero, Ramón Antonio Yáñez Ochoa se escapó del penal Pavoncito el 20 de octubre, por lo cual empiezan a producirse repercusiones ya que el hecho hasta ayer fue revelado.

Fecha de publicación: 22-12-17
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Sorpresivos allanamientos son practicados en el Juzgado Primero de Ejecución Penal por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), porque presuntamente de ahí salió en octubre una orden falsa que permitió al reo mexicano Ramón Antonio Yáñez Ochoa salir de Pavoncito por la puerta principal el día 20… para fugarse con la mayor tranquilidad del mundo. También catearon la dirección de Presidios.

La evasión fue revelada hasta ayer por el jefe de la unidad, Juan Francisco Sandoval Perdomo, sin entrar en detalles, salvo que todavía  no había cobrado firmeza la sentencia de 28 años impuesta el 13 de octubre de 2016 por tráfico de metanfetaminas (precursores químicos), contrabando y lavado de dinero, debido a que el convicto había recurrido a una acción jurídica para anularla y no ha sido resuelta.

El caso es que para evadirse Yáñez entregó la orden judicial y el Sistema Penitenciario (SP) respondió el jueves que para ejecutarla se habían cumplido fielmente todos los protocolos de seguridad, a fin de verificar la autenticidad del documento y firmas, lo cual ha llevado hoy al Ministerio Público (MP) a allanar el juzgado a fin de secuestrar documentos y practicarles exámenes grafológicos.

Ayer elPeriódico dio a conocer a sus lectores información como la siguiente en este caso procesal:

–       Desde el 20 de octubre último nada se sabe sobre el paradero del mexicano condenado dentro del proceso titulado por el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) como Droga, Dinero y Poder Local. Su banda, según la fiscalía, lavó más de Q23 millones.

–       Con una solicitud estadounidense de aprehensión desde 1994, Yáñez fue arrestado el 12 septiembre de 2012 en un apartamento del residencial barrio La Cañada, zona 14, donde en una caja fuerte la Policía le incautó US$158 mil. Ese mismo día cayó en Puerto Quetzal, Escuintla, el sindicalista Yuni Fernando Enríquez Monzón.

–       La pena impuesta a él estaba dividida así: 10 años por asociaciones delictivas y multa de Q50 mil; 12 años más por comercio, tráfico y almacenamiento ilícito (de estupefacientes); 6 años y US$158 mil por de lavado de dinero u otros activos.

–       Aparte, el tribunal aplicó las siguientes sentencias de cárcel y económicas al resto de la estructura criminal que principalmente operaba en el Puerto San José, Escuintla:

–       Yuni Fernando Enríquez Monzón – 7 años y 6 meses por asociaciones delictivas – 15 años más por comercio, tráfico y almacenamiento ilícito – US$62 mil 500 de multa.

–       Óscar Orlando Padilla Urías – 6 años de privación de libertad por asociaciones delictivas – 12 años por comercio y almacenamiento ilícito – US$50 mil de multa.

–       Erick Rolando Estrada Monzón – 6 años por asociaciones delictivas – 12 años por comercio, tráfico y almacenamiento ilícito – US$50 mil de multa.

–       Luis Javier Flores Flores – 6 años por transacciones e inversiones ilícitas.

–       Cristian Emmanuel Estrada Rodríguez – 6 años por transacciones e inversiones ilícitas – US$50 mil de multa.

–       José Adolfo Quiñónez – 6 años por asociaciones delictivas – 12

–       años por comercio, tráfico y almacenamiento – Q50 mil de multa.

–       Roberto Alonso Ortiz – 6 años por asociaciones delictivas – 12 años por conspiración para el tránsito internacional – Q50 mil de multa.

Relación con alcalde Rizzo

–       La fiscalía señaló que entre 2007 y 2011 el ahora exalcalde josefino José Rizzo fue tramitador aduanero, sin autorización de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), y que mantuvo contacto con Yáñez de quien recibía fuertes cantidades de dinero, lo cual se evidenció con la revisión de sus estados bancarios.

–       El MP y la comenzaron en 2012 entonces a atar cabos del vínculo entre ambos al ser arrestado el mexicano y secuestrar documentación de valor durante los allanamientos ejecutados en el apartamento del ciudadano mexicano.

–       Tras las capturas de la esposa del funcionario y dos hermanos de ella implicados por los investigadores‪, el 9 de septiembre de 2016 la Policía, el MP y la CICIG lo aprehendieron en su casa porteña por sospechas de que “lavó” Q1 millón 500 mil de dudosa procedencia y por abuso de autoridad.

–       En esencia, Rizzo y sus parientes fueron juzgados por asociación ilícita para “lavar” más de Q23 millones del 2008 a 2014, como parte de la organización criminal de Yáñez Ochoa. Recientemente, a estos últimos el Tribunal B de Mayor Riesgo los halló culpables.

Esta es la información que de ellos publicó elPeriódico:

–       Marcos Odilia González García –esposa del exalcalde del Puerto San José, Jorge Alberto Rizzo Morán–, y sus hermanos Irael y Jairo González, junto con Luis Javier Flores Flores, han sido condenados el 21 de diciembre a penas de cárcel por el Tribunal B de Mayor Riesgo que los juzgó por su relación con el capo mexicano del narcotráfico Ramón Yáñez y el lavado de Q23 millones derivados de la comisión de varios delitos.

–       La mujer recibió condena de 6 años por lavado de dinero, sus familiares –y cuñados del exfuncionario municipal– 6 años por asociación ilícita y 12 más por lavado, mientras que a Flores le impuso 6 años por el último de los delitos referidos. El grupo fue capturado a solicitud del Ministerio Público (MP) y la CICIG en ese municipio a inicios de agosto de 2015.

–       Ambos organismos desarrollaron la investigación Droga, Dinero y Poder Local debido a Q23 millones de origen dudoso manejados entre los años 2008 y 2014, como parte de la estructura criminal del detenido mexicano Ramón Antonio Yáñez Ochoa, capo del tráfico de precursores químicos (metanfetaminas), contrabando e incluso hechos de violencia.

–       Las pesquisas determinaron que Rizzo fue tramitador de aduanas entre 2007 y 2011, sin autorización de la SAT, en contacto con Yáñez de quien recibía fuertes cantidades de dinero, lo cual se evidenció con la revisión de estados bancarios. La fiscalía y la CICIG comenzaron a atar cabos en 2012 al capturar al mexicano y secuestrar papelería en allanamientos a su casa.

–       En la documentación, dijo el día de las detenciones el comisionado Iván Velásquez, se detallaban los movimientos del dinero, como un “recibo” en el cual se hacía constar que Rizzo recibió US$100 mil cuando era gestor en la aduana de Puerto Quetzal, lo cual motivó investigar sus depósitos bancarios derivados del trasiego de mercaderías y sustancias ilegales
–como drogas– del capo de los precursores.

Etiquetas: