Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
Nación

CIV entrega sin liquidar casas a sobrevivientes de El Cambray II

El proyecto Querida Familia, cuya edificación estuvo marcada por errores del Gobierno, fue entregado ayer sin servicio de energía eléctrica, lo cual impide la distribución de agua potable en las viviendas.

Fecha de publicación: 15-12-17
Por: Ferdy Montepeque elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

“Nuestro presidente —Jimmy Morales— está muy feliz de que esto se haya culminado de una manera correcta y sin mayores contratiempos”, dijo ayer el ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), Aldo García, durante la entrega “simbólica” de las casas para los afectados de la tragedia ocurrida el 1 de octubre de 2015. El ministro mintió porque el proyecto sí tuvo contratiempos: estuvo paralizado por cuatro meses, su ejecución lenta y hubo pugnas legales por impago al anterior contratista.

Las autoridades de la cartera prevén que la mayoría de las 181 casas sean ocupadas a partir de la próxima semana, a pesar de que la obra aún no ha sido liquidada. Es decir que las casas además de haberse entregado sin energía eléctrica ni agua, fueron recibidas por los damnificados del deslave sin que haya un finiquito entre la contratista —Productos Especiales de Concreto, S.A. (Preco)— y la Unidad para el Desarrollo de Vivienda Popular (Udevipo) del CIV.

Tampoco se puede comprobar si la planta de tratamiento que fue construida por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército funciona, porque el agua aún no se puede utilizar. Todo lo anterior podría repercutir en una sanción de parte de la Contraloría General de Cuentas si, eventualmente, la obra sufre algún daño o desperfecto previo a ser finiquitada, advirtió el subcontralor del Gasto Público, César Elías.

Además de ello, la empresa Preco, S.A. tendrá que pagar una multa del 5 por millar respecto del monto de las 84 viviendas que no se habían terminado hasta el 25 de agosto pasado, cuando venció el plazo del contrato con Udevipo para la prestación de mano de obra por Q5.9 millones. Así lo establecen las sanciones en la Ley de Contrataciones del Estado.

Funcionarios molestos

En tono molesto, funcionarios del CIV explicaron a elPeriódico que las viviendas fueron entregadas sin energía eléctrica porque este es un “trámite personal” que deben solicitar a la compañía distribuidora de este servicio. Edgar Javier, director de Udevipo, aseguró que sí hay agua en el proyecto, pero indicó que mientras no esté disponible el servicio de energía eléctrica, no se podrá distribuir el líquido en las viviendas.

“Como ministerio no se puede hacer la conexión eléctrica porque tiene que haber un responsable directo de la conexión. Ya tenemos 20 viviendas donde ya se empezaron a darle las escrituras, y son los beneficiarios que van a vivir en la vivienda (sic) los que solicitan la conexión porque es un contrato individual”, declaró Javier.

En el acto oficial de entrega de las casas participaron diputados del Congreso, representantes del Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Ejército y organizaciones privadas que realizaron donaciones para los afectados de la tragedia de 2015. La fundación del sector Privado Fondo Unido donó gabinetes de cocina y clósets con un valor que supera los US$100 mil.

 La necesidad los obliga

Micaela Escobar, una de las cabezas de familia que recibió su vivienda ayer, aseguró que el próximo 20 de diciembre se trasladará a vivir a su nueva casa junto con su esposo y sus hijos, aun cuando en este lugar no hay servicios básicos. Dice que después de octubre de 2015 perdió la panadería que era el sostén de su familia, y que desde entonces se le dificulta reunir la renta mensual que paga por un cuarto donde viven hacinados. Por eso prefieren ocupar la casa que les dio el Gobierno.

En tanto que Marta Pantú y su familia deberán esperar unos días más para que la Udevipo les entregue las escrituras de sus viviendas para poder ocuparlas. Los dos años que han permanecido sin casa propia han sido más que difíciles, porque el Gobierno de Jimmy Morales únicamente les otorgó un subsidio para alquilar una habitación por seis meses. La ayuda económica de aproximadamente Q3 mil no se les entregó a todos los afectados.

Los errores

En 2015 la empresa Inpro, S.A suscribió un convenio interinstitucional para iniciar con la construcción de casas. El CIV nunca le pagó a Inpro, por lo que esta presentó una denuncia en el MP y se apropió de materiales de construcción; y en 2016 la continuidad de la construcción se adjudicó a Preco, S.A.

Lo que el gobierno calla

> El ministro de Comunicaciones, Aldo García, no habló sobre los errores que provocaron la suspensión de la obra y el retraso en la entrega.

> Preco, S.A. deberá pagar una multa equivalente al 5 por millar del valor de las 84 viviendas que aún no se habían terminado al 25 de agosto de 2017 cuando venció el plazo del contrato para la construcción de las 181 casas.

> La contratista es investigada por el Ministerio Público (MP) por una supuesta sobrevaloración en el evento de licitación adjudicado en agosto de 2016 por Q5.9 millones para la prestación de mano de obra.

> La compañía Inpro, S.A. —la primera empresa que construyó las casas— acusó al CIV de no pagarle los trabajos ejecutados y retuvo materiales de construcción.

Ocho escrituras de viviendas están pendientes de entregarse, debido a cuestiones legales sin resolver.

> Solo 20 viviendas cuentan con energía eléctrica, debido a que los beneficiarios deben gestionar la conexión personalmente ante la Empresa Eléctrica, señaló el CIV.

Q4.1

Millones le ha pagado Udevipo a la empresa Preco por la construcción de viviendas.

Etiquetas: