Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Nación

“Todos los Congresos del mundo son criticados, no se puede generalizar” Óscar Chinchilla

Óscar Chinchilla, presidente del Legislativo, asegura que si le dan el apoyo buscará su reelección pese a que señala que este año el trato y discusión con las bancadas fue difícil.

Fecha de publicación: 12-12-17
Por: Enrique García elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Hubo varias capturas de diputados, hay varios con antejuicio y otros que son prófugos de la justicia ¿Fue complicado presidir el Congreso con estos casos?

–Fue un año difícil porque es cuando surgen investigaciones de muchos temas que ocurrieron en 2015. La imagen que deja al Congreso no ha sido positiva y no favorece en nada al fortalecimiento de la institucionalidad, pero no todos los diputados son malos.

Hay varias bancadas fragmentadas ¿Qué tanto afectó esto en el trabajo del Congreso?

–Es complicado por la discusión de los temas y sí, uno de los temas es que encontramos un Congreso fragmentado. Todos los bloques están divididos, sobre todo los mayoritarios y eso no dejó que la agenda avanzara. Tuvimos en muchas sesiones ausencias hasta de 60 diputados por lo que no se logró tener el apoyo.

¿Qué salió mal?

–Las reformas -cambios al Código Procesal Penal que se aprobaron en septiembre pasado– paralizó el trabajo en el Congreso, muchos exponían que si la agenda no avanzaba era mejor que se quedara así. Ya no existió como en otras legislaturas, prebendas, entonces ya no tenían motivos suficientes para venir.

Habla de bancadas divididas, en especial del partido de gobierno…

–Es un bloque con muchos representantes, pero con pocas propuestas. A inicios de año, tuvimos una agenda propuesta por el Ejecutivo, pero al final se quedó pendiente lo del Ejecutivo ya que no recibimos mayores propuestas de la bancada durante todo el año, más bien hubo oposición de ciertos temas en aprobar iniciativas.

Y con este panorama ¿buscará de nuevo la presidencia del Congreso?

–El tema de la presidencia lo definen las mayorías, ya le permitimos a ciertas alianzas que se diera y no obtuvieron apoyo. Si tuviera el apoyo confirmado de muchos diputados continuaría en el cargo.

¿Vale la pena ser presidente de nuevo con un Congreso fragmentado y donde cada quien hace lo que quiere?

–Vale la pena impedir que otros grupos que tengan agendas ocultas vengan y tomen el control del Congreso. Se acabó la era de insultos, empujones o de sacarse el cincho.

Bajo todas estas circunstancias ¿cómo recobrar la imagen de un Congreso ya desgastado?

–Las acciones son las que pueden venir a cambiar la percepción que tiene la población. Todos los congresos del mundo son criticados, no se puede generalizar.

Pero quedaron proyectos fuera de la agenda: Ley Electoral y de Partidos Políticos, reformas Constitucionales en materia de Seguridad y Justicia, Aguas y Desarrollo Rural.

–En la ley Electoral hay que analizarlo, se dio un dictamen por parte de la comisión que no incluye otras propuestas, yo le apuesto al tema de subdistritos y voto uninominal pero no con esa fórmula que dictaminó la comisión. Con las reformas Constitucionales, ya no hubo voluntad de los bloques para seguir discutiendo y aprobando los artículos. Existió un juego perverso en jefes de bloque porque ya en el pleno los votos no se daban. La ley de Desarrollo Rural yo la incluí en alguna ocasión y la Ley de Aguas, había 26 propuestas y se concluyó en dos.

Hay temas  en los que el Congreso tendrá participación directa y otros en donde podrán incidir por lo  que estarán en el ojo del huracán,  entre estos la elección de Contralor General de Cuentas y del Ministerio Público.

–Nuestra responsabilidad únicamente es hacer el acuerdo para convocar a elección del Ministerio Público, la decisión final es del Ejecutivo, esa convocatoria la haremos a inicios de enero. Luego vendrá la de la Contraloría.

Etiquetas: