Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Nación

Jaime Aparicio ligado a proceso por cohecho activo

La jueza determinó que el ahora sindicado deberá guardar prisión preventiva, por el riesgo latente de fuga.

Fecha de publicación: 01-12-17
Aparicio Mejía fue deportado desde Argentina la semana pasada, lugar donde fue capturado. Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

El empresario de la construcción, Jaime Ramón Aparicio Mejía, declaró ayer de forma voluntaria ante la jueza Primero D de Mayor Riesgo, Erika Lorena Aifán, sobre los hechos que le imputa el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), al vincularlo en el caso por corrupción dentro del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), conocido como Construcción y Corrupción.

Aparicio Mejía, quien la semana pasada fue deportado con orden de captura internacional, de Argentina a Guatemala, aceptó haberle pagado una comisión de Q8.2 millones al extitular del CIV, Alejandro Sinibaldi.

“Él (Sinibaldi) me indica que nos juntáramos ocho días después, pero no en el ministerio si no que en una casa particular que está en la zona 10, cerca de la Embajada de México. Al llegar me dice que vamos a ir al grano, –porque estoy muy ocupado y quiero que sepa que necesito una respuesta hoy mismo, porque si quiere que sus obras y sus pagos se le hagan, va a tener que colaborar con nosotros y darnos una ayuda económica–, me dijo”, relató el sindicado.

Indicó que el exministro le dio las directrices específicas para girar los cheques y a nombre de quiénes se extenderían.

“Así directo y breve sin muchos rodeos, yo le dije que tenía que consultarlo y pensarlo para ver qué decisión tomaba, pero la respuesta de él fue que mejor si tomaba la decisión rápido, porque iban a haber más empresas que también necesitaban los pagos, y el presupuesto no alcanzaba para pagarle a todos”, dijo.

Aseguró que Sinibaldi lo amenazó, que de no aceptar el pago no se ejecutaría. “Me dijo que, si decidía no hacerlo, que tuviera la seguridad que por lo menos, en los cuatro años que sería ministro, nos olvidáramos de obtener algún pago, o que las obras nuestras iban a continuar. Y yo preocupado por las deudas que tenía… de tal forma que lamentablemente por la presión que tuve en ese instante, accedí”.

Según el MP, Aparicio entregó por medio del giro de 21 cheques, y cuatro más a nombre de Constructora Benelli, Sociedad Anónima, la cantidad de Q8 millones 235 mil, durante el año 2013, cuando Sinibaldi iniciaba su gestión en esa cartera.

Forma parte de un grupo de 27 personas, principalmente de empresarios dedicados a la obra gris, que fueron ligados a proceso penal por entregar sobornos a Sinibaldi, por medio de empresas de cartón, constituidas para blanquear el dinero obtenido.

La jueza decidió ligarlo a proceso penal por el delito de cohecho activo.

A prisión preventiva

La jueza Erika Aifán al finalizar la tarde resolvió que es necesario que Jaime Ramón Aparicio Mejía guarde prisión preventiva en la cárcel ubicada en la Brigada Militar Mariscal Zavala, ya que consideró que existe peligro de que se fugue, debido a que tuvo que ser deportado con orden de extradición desde Argentina. Su abogado defensor, Juan Guevara, le aseguró a la juzgadora que su cliente nunca tuvo la intención de fugarse, pero el MP y la CICIG se negaron a que se le concediera una medida de arresto domiciliario.

“No me queda más que aceptar lo hechos, siempre he estado anuente a asumir la responsabilidad y consecuencias de las cosas que hago”.

Jaime Ramón Aparicio Mejía.

Etiquetas: