Domingo 16 DE Junio DE 2019
Nación

Destruyen al “diablo” ecológico antigüeño

Imagen que este año alude a la “clase política” guatemalteca iba a ser quemada el 7 de diciembre, pero dos individuos con apariencia de mareros lo quiebran, consignan vecinos en las redes sociales. La repararán.

Fecha de publicación: 29-11-17
Por: Tulio Juárez

“Una vez más la polémica rodea al diablo de la Concepción en Antigua Guatemala, esta mañana amaneció destruido, testigos aseguran que vándalos se dieron a la fuga”, ha afirmado hoy el periodista Eddy J local en las redes sociales donde también publica una foto de los daños provocados a la imagen ecológica por supuestos pandilleros que, según una de la versiones circuladas, habrían huído en un taxi.

Mientras tanto, la cuenta digital NVO Noticias ha posteado un video al respecto con la siguiente nota: “Efigie del diablo fue derribada por dos hombres, con este son 26 años de tradición del barrio de la Concepción, Antigua Guatemala, en quemar la efigie el 7 de diciembre y celebrar a la patrona del lugar”.

Agrega: “el tradicional diablo ecológico del Barrio de la Concepción Antigua Guatemala, vuelve a causar polémica. En esta ocasión la efigie sufrió daños, cuando dos hombres con apariencia de pandilleros lo derribaron, luego subieron a un taxi y se dieron a la fuga, según información preliminar”.

“En esta ocasión la efigie del diablo hacía referencia a la clase política del país, y era un llamado a la población a analizar su voto en las próximas elecciones. Tenía en su mano izquierda un hueso carnudo como referencia a lo que le apuntan los políticos. El año pasado esta figura también causó polémica, cuando fue realizado con forma de mujer, se relacionó con la alcaldesa de la ciudad, Susana Asensio. La tradición del diablo ecológico cumple este año 26 años”, concreta.

El Comunicador GT Eddy J también citó que “el año pasado la alcaldesa lo quitó por burlarse de ella, pues era diabla”. No obstante, se ha indicado la mañana de este miércoles que dirigentes de la comunidad repararán al satanás ecológico para prenderle fuego, conforme la costumbre, el 7 de diciembre con motivo de la tradicional “Quema del diablo”.