Jueves 12 DE Diciembre DE 2019
Nación

Congreso y Ejecutivo con poco interés para aprobar préstamos

El dictamen del Presupuesto para 2018 recorta de Q3.3 millardos a Q2.4 millardos los recursos de créditos con organismos internacionales para financiar el gasto.

Fecha de publicación: 28-11-17
Por: Lorena Álvarez elPeriódico

 

El fantasma de la aprobación de un préstamo que se encuentra bajo investigación judicial, la baja ejecución de los recursos financiados por los créditos otorgados por los organismos multilaterales y la poca gestión que ha realizado el Ejecutivo en el Congreso para lograr la aprobación de nuevos préstamos son parte del cóctel que entrampa el financiamiento para el Presupuesto de 2018.

El Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin) presentó en septiembre pasado un proyecto de Presupuesto financiado en casi 72 por ciento por ingresos tributarios y le apuesta al financiamiento de Q3.3 millardos con recursos de desembolsos provenientes de préstamos contratados con organismos internacionales. Sin embargo, el proyecto se anticipa a la aprobación de algunos de los préstamos sectoriales por el Congreso de la República.

Entre los que anticipó el Minfin hay siete préstamos por Q2.15 millardos que aún están en gestión ante el Congreso. De este financiamiento pendiente de aprobación, dos créditos fueron concedidos por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para la Universidad de San Carlos (Usac) y un proyecto para la modernización del sector justicia.

Además con Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el plan de Presupuesto contempló 11 proyectos, tres de los cuales están en gestión en el Legislativo. El primero es para la mejora de la cobertura educativa, otro para fortalecer la administración tributaria y transparencia, y el tercero para la modernización del Ministerio Público.

Con el Banco Mundial (BM) se tiene dos préstamos en gestión, para el desarrollo de infraestructura urbana y prevención de la violencia que ejecutaría la Mancomunidad del Sur y el proyecto Crecer sano en Guatemala.

Obstáculos

Adim Maldonado, presidente de la Comisión de Finanzas del Congreso, dijo que al proponer un recorte en el techo de gasto para 2018 se consideró reducir el déficit fiscal propuesto de 2.6 a 1.8 por ciento retirando el financiamiento proveniente de préstamos que están en gestión y disminuyendo el monto de deuda bonificada. La propuesta fue discutida con Julio Héctor Estrada, titular del Minfin y pese a que el dictamen carece de detalle, Maldonado aclaró que parte del financiamiento que se modificó en el presupuesto del Ministerio de Educación (Mineduc) corresponde al préstamo del BID para calidad educativa.

Según Carlos Barreda, diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), la baja ejecución de préstamos este año y la poca gestión política demostrada por la bancada oficial y el Ejecutivo para obtener la aprobación de nuevos préstamos explican que no se disponga de esos recursos aprobados.

“Veo poco interés en apoyar préstamos para el sector justicia y para la SAT (Superintendencia de Administración Tributaria)”, agregó Barreda.

El informe del Minfin a octubre refleja que para este año se tiene una asignación de Q2.3 millardos a financiar con préstamos externos, y se tiene una ejecución de 23.5 por ciento, incluyendo Q456.2 millones de recursos aún en gestión entre ellos para modernizar e inversión en el sector justicia, calidad educativa e inversiones en infraestructura de la Usac.

La congresista de Encuentro por Guatemala (EG), Nineth Montenegro, explicó que además hay más cuidado en la aprobación de préstamos, luego de casos como el ocurrido con la contratación de Odebrecht que otras bancadas apoyaron en su momento.

Montenegro dijo que pese a la baja ejecución de los préstamos este año, el país sigue cumpliendo con el pago de la comisión de compromiso que adquiere, lo que hace “delicado” aprobar más deuda sin el respaldo de la capacidad de ejecución.

Plazo fatal

El domingo por la noche, el mandatario se reunió con varios jefes de bloque para solicitarles los votos necesarios –80– para interrumpir el debate de la ley de Código Genético y dar paso a la discusión en primera lectura del proyecto de Presupuesto 2018. Para ello el oficialismo tendrá que conseguir el apoyo de las agrupaciones, que manifestaron estar de acuerdo en conocer el tema el cual tiene un plazo fatal para aprobarse el próximo jueves. El portavoz presidencial, Heinz Heimann, confirmó el encuentro e indicó que Javier Hernández, jefe de la bancada oficial fue quien coordinó la reunión ya que es el enlace entre el Congreso y Ejecutivo.

“Los préstamos son un mal necesario para atender el déficit social que tiene el país, lo ideal es que podamos generar los recursos para no recurrir a más déficit fiscal”.

Nineth Montenegro, diputada EG.